Abrir menú principal
Agujas de Kirschner extraídas tras la fijación de una Fractura de Colles

Las agujas de Kirschner (AK) son agujas largas y finas, de punta afilada, esterilizadas, hechas generalmente de acero inoxidable. Son de diversos diámetros y longitudes, utilizadas habitualmente en traumatología y ortopedia Se colocan habitualmente con ayuda de un motor. Fueron introducidas como herramienta quirúrgica por Martin Kirschner en 1909.

IndicacionesEditar

Las AK tienen múltiples usos. Algunos de ellos son:

  • Mantener fijos fragmentos óseos a través de la piel (osteosíntesis percutánea).[1]
  • Estabilizar temporalmente una fijación interna, como una placa de osteosíntesis, hasta su fijación definitiva.
  • Realizar una osteosíntesis intramedular (por ejemplo en el peroné o el cúbito.
  • Anclar una tracción transesquelética.

ComplicacionesEditar

  • Infección: sobre todo al usarse como fijación percutánea de fragmentos óseos, ya que esto implica una comunicación entre la piel y el hueso.[1]
  • Rotura de las agujas: sobre todo en el caso de que la fractura no cure correctamente (pseudoartrosis).[2]
  • Migración de las AK: En lugar de salir hacia la piel, las agujas pueden migrar al interior del cuerpo.[3]

ReferenciasEditar

  1. a b «K Wire Fixation of Hand Fractures» (en inglés). Consultado el 23 de enero de 2015. 
  2. Finsen V, Hofstad M, Haugan H. «A rare complication in scaphoid pseudoarthrosis: intraarticlar migration and breaking of Kirschner wire». Injury 2006;37(9):854–9. 
  3. Mitsuo Nakayama, MD, PhD*, Masatoshi Gika, MD, PhD, Hiroki Fukuda, MD, Takeshi Yamahata, MD, Kohei Aoki, MD, Syugo Shiba, MD, Keisuke Eguchi, MD, PhD. «Migration of a Kirschner Wire From the Clavicle Into the Intrathoracic Trachea». Ann Thorac Surg 88 (2)): 653–654.