Un alfiler.

El alfiler es un clavillo que es usualmente de metal con punta por uno de sus extremos y una cabecilla por el otro. Tiene múltiples funciones, entre ellas sujetar ciertos objetos o materiales entre sí. En el oficio de la sastrería es de mucha utilidad.

Índice

HistoriaEditar

A juzgar por los hallazgos arqueológicos, el alfiler de hueso, es uno de los primeros inventos de la humanidad.

Tipos de alfileresEditar

 
Las horquillas de bronce, que data de la Edad del Bronce (Suiza).

Se distinguen diferentes tipos de alfileres:

  • Alfiler de cabeza de gota de sebo. El que presenta su cabeza acopada y no plana como los comunes.
  • Alfiler de cabeza perdida. El que casi no tiene cabeza sino una especie de rebaba pudiendo introducirse totalmente en la madera.
  • Alfiler de mina. Aguja.
  • Alfiler de monja. Es sumamente delgado y pequeño.
  • Alfiler de París. Clavo de cabeza y punta prismática hecho con alambre de hierro.
  • Alfiler de toca de monja. El más pequeño que los comunes. Sirve regularmente para prender cosas muy delicadas.[1]

Expresiones relacionadasEditar

 
Alfiler de gancho (imperdible o, en México y otros países hispanohablantes, seguro).
  • Pegado, cogido con alfileres. Se da a entender que una cosa tiene poca estabilidad y firmeza.
  • No caber, no haber donde echar un alfiler. Se usa para ponderar la gran aglomeración de personas en alguna parte.[1]

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. a b Diccionario enciclopédico popular ilustrado Salvat (1906-1914)

Enlaces externosEditar