Alta montaña

terreno montañoso elevado

La alta montaña es un terreno montañoso, relativamente elevado pero de altitud no especificada que tiene condiciones geográficas particulares de nieve, hielo, clima, de radiación ultravioleta, temperatura, oxígeno, etc., donde existen riesgos para la salud del hombre al exponerse a estas, como el mal de montaña. Se relaciona con la práctica del montañismo.

Citlaltépetl visto desde la cima del Nauhcampatépetl.
Pirineos catalanes a una altitud de más de 2500 msnm.

Climas: Las temperaturas son muy frías y las precipitaciones elevadas, casi siempre en forma de nieve en invierno. Respecto a la actividad deportiva en la alta montaña, las técnicas, las capacidades y las actividades mismas requeridas son bien especificadas de lugares montañosos elevados como: terrenos rocosos, arenosos, nevados o con hielo además de las condiciones atmosféricas particulares como la baja proporción de oxígeno, la temperatura y la presión atmosférica, todas las cuales disminuyen con la altura (altitud). Por lo anterior y por extensión, comúnmente se utiliza el término "alta montaña" para describir la actividad de ascender montañas con las características descritas y su consecuente descenso. El término alta montaña depende para su aplicación, entre otros factores de la latitud, es por esto que el término no es estricto. Por ejemplo, en España, se considera alta montaña a partir de unos 2500 metros en el sur y unos 2000 metros en el norte. En México, cuya meseta central tiene una latitud aproximada de 19° N, se acepta que alta montaña es a partir de los 4000 m s. n. m., donde es característica la nieve y el hielo así como la ausencia de vegetación o vegetación muy específica como el zacate (pasto) de alta montaña. En países con climas más frescos la cota mínima de alta montaña es bastante más baja

En la Patagonia andina, la zona de alta montaña va disminuyendo su altura. En el norte patagónico (zona de Bariloche), el límite de vegetación se halla a los 1700 m s. n. m. (aprox.), y en Tierra del Fuego (56° lat sur) este límite se halla a los 650 m s. n. m. (aprox.). Sobre este límite se considera alta montaña. También en la zona de Glaciares y la Antártida se reúnen las condiciones de alta montaña.

En la cordillera de los Andes se encuentra un bioma exclusivo de allí conocido como páramo, es predominado por matorrales y praderas con influencias de clima tropical. Se ubica en una altura aproximada de 3500 a 5000 msnm.

ClimaEditar

A partir del límite arbóreo, las condiciones climáticas se hacen aún más duras ya que la radiación solar es más elevada, existe un grado de humedad muy bajo en el aire, las temperaturas son extremas, se dan fuertes vientos y lluvia, precipitaciones en invierno en forma de nieve y hielo e incluso desciende la temperatura a una decena de grados bajo cero. Estas condiciones hacen que se establezca en esta zona una formación vegetal abierta del tipo matorral.

Flora y faunaEditar

Los vegetales que viven en la alta montaña muestran un aspecto almohadillado, unas largas raíces y unas hojas pequeñas y pilosas que les permiten subsistir en este medio tan adverso, como por ejemplo la hierba pajonera que resiste muy bien los cambios de temperatura y los vientos de la alta montaña.

 
Cerro Mario Ardito (3656 m s. n. m.), Mendoza, Argentina.

En la flora de la zona predominan dos leguminosas por su abundancia: la Retama blanca, que llena de aromas la montaña en primavera, y el Codeso en la cumbre. También se dan otros endemismos cuya portentosa floración engalana las cumbres de Tenerife y La Palma en los meses primaverales. Dentro de estos últimos endemismos destaca la violeta del Teide (Viola cheiranthifolia) que es una rara y bella flor que crece en la piedra pómez hasta más de 3500 m s. n. m.

La fauna de alta montaña se ve condicionada por factores climatológicos. Es significativa la presencia de invertebrados, presentando numerosos endemismos, donde son abundantes los escarabajos, las moscas, las chinches, las mariposas, etc. Por el contrario los vertebrados no abundan, y están principalmente representados por los reptiles, unas pocas aves nidificantes y algunos murciélagos. (cabras, buitres...) y Se caracteriza por unos inviernos fríos y largos con temperaturas negativas, y veranos frescos y cortos. Tiene una oscilación térmica de 10,5 °C. Las precipitaciones son muy escasas, en forma de lluvia en primavera y verano, de nieve en invierno y otoño en zonas templadas...

Véase tambiénEditar