Abrir menú principal

En biología el término ametábolo ('sin cambios', del prefijo negativo griego α [a]- y μεταβολή, [metabolē], cambio)[1]​ se aplica a los insectos u otros artrópodos que cuando eclosionan en forma de ninfa se parecen a las formas adultas.[2][3]

En el ametabolismo o ametabolía no se produce metamorfosis y los insectos recién eclosionados ya tienen un cuerpo similar al de los adultos y prácticamente no presentan cambios en su morfología durante su desarrollo hasta que llegan a su estado adulto, salvo el de su aparato genital, o el aumento de tamaño. Se da en órdenes de insectos primitivos apterigotos (sin alas) como dipluros, tisanuros, colémbolos y proturos.[2]

Este tipo de desarrollo es poco habitual entre los insectos, donde lo común es la metabolía o cambio de forma, como el hemimetabolismo o metamorfosis incompleta, o el holometabolismo o metamorfosis completa.[4]

ReferenciasEditar

  1. «Etimología de ametábolo». Definiciona. Bogotá: E-Cultura Group. 11 de agosto de 2014. Consultado el 16 de octubre de 2016. 
  2. a b Lawrence, E., ed. (2003). Diccionario Akal de términos biológicos. Traducido por Codes, R. y Espino, F. J. Akal Ediciones. p. 40. ISBN 84-460-1582-X. 
  3. Bellés, Xavier (2009). «Origen y evolución de la metamorfosis de los insectos». Dopazo, Hernán; Navarro, Arcadi, eds. Adaptación y Evolución. 150 años después del Origen de las Especies. Sociedad Española de Biología Evolutiva. p. 194. 
  4. «Desarrollo y metamorfosis de insectos». Zoología Agrícola (Facultad de Ciencias Agropecuarias. Universidad Nacional de Córdoba): 1-4.