Ana María Avilés de Martínez

Ana María Avilés de Martínez (Santa Ana, El Salvador, 28 de mayo de 1937 - San Salvador, El Salvador, 17 de diciembre de 2012) Fue una pintora salvadoreña, una de las más importantes del la actualidad, en dicho país. Además, ella recibió varios premios y condecoraciones nacionales e internacionales, entre ellos el honor de vender cuadros en Italia, Estados Unidos.[1]

Ana María Avilés de Martínez
Información personal
Nacimiento 28 de mayo de 1937 Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento 17 de diciembre de 2012 Ver y modificar los datos en Wikidata (75 años)
Nacionalidad Salvadoreña Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Ocupación Pintora Ver y modificar los datos en Wikidata
[editar datos en Wikidata]

Índice

BiografíaEditar

Nace en Santa Ana el día 28 de mayo de 1937, en el seno de una familia acomodada de dicha localidad. Hija de "Maruca" Avilés y Narciso Avilés. ES la hermana menor de otro gran pintor salvadoreño, Ernesto "San" Avilés (1932-1991), quien sería su máxima inspiración. Siendo muy pequeña, se translada a la capital, San Salvador, dónde viviría hasta su muerte en diciembre 2012. Siempre mantuvo contacto con su ciudad natal, Santa Ana, y en la adolescencia tardía conoce a su futuro esposo, el Arquitecto Oswaldo Martínez. Siempre, nostálgica por su pasado Ana María siempre recordaría con melancolía su ciudad.

Su hermano, Ernesto comienza a pintar, lo que le inspira muchísimo. Pero sería hasta su adultez que comienza a pintar. Fue madre de tres hijos, Salvador Martínez, publicista salvadoreño, Carlos MArtínez y Oswaldo Martínez. Siempre fue muy querida por toda su familia, conciderándola la "matrona", ya sea el centro de la familia. Desgraciadamente, su nivel económico no la llevó a terminar la escuela, y mucho menos la universidad, pero para su buenaventura, su esposo Oswaldo, logra ganar mucho dinero en la década de los 60. Empieza a vender a muy buen precio sus obras, lo que lleva a augmentar la fortuna familiar.

Entre los años 70 y 2000, ella va ganando fama y fortuna, y obtiene numerosos premios. a[2]​ Acercándose el 2013, Ana María muere por una enfermedad que venía cargando desde febrero de 2008: El síndrome de carcinoide fue su verdugo, el 17 de diciembre de 2012. Ella deja en 2010 su pintura. A mediados de 2012, la pintora cae, siendo fatal para su salud, que se viene abajo repentinamente. En la madrugada del día 17, a las 3:00 a. m., aproximadamente, ella es declarada muerta en el nombre de la enfermedad, ella murió con sus seres queridos.

Su Obra ArtísticaEditar

Período Primitivo

Comenzó su carrera a finales de 1960 en lo que se conoce en español como su "Época Primitiva", comenzando después de que ella participara en un curso de modelado de arcilla patrocinado por la embajada de Francia en San Salvador (1967- 1968), donde hizo moldes y coladas policromadas que utilizan muchas técnicas que incluyen encáusticas, que ella utilizaría más adelante en la pintura, en combinación con otras técnicas y materiales contemporáneos. Fue durante este tiempo que Ana María, inspirado en el arte maya y colonial, comenzó la búsqueda de un estilo propio en el que pudiera comenzar a expresar su mensaje de "paz espiritual y la alegría de vivir". Ella se centra en los paisajes regionales y las tradiciones del folclore salvadoreño y sus alrededores, campos de flores y escenas con grandes ideas, todas arquitectónicas ejecutadas con gran precisión. En este período, continuando hasta alrededor de 1982, evoluciona muy rápidamente, mezclando colores con la magia de la artista.

Período de Paredes

En la siguiente, aunque breve, periodo (1983-1984), conocido en español como el "Epoca de Muros". Ana María busca evolucionar con otros conceptos y pinta obras que siempre contienen paredes con la que expresa las dificultades técnicas que necesitaba para vencer. Sus técnicas de pincel encuentran un escenario donde la atención se centra este elemento arquitectónico, de una pared que debe ser superado para llegar a ser como una ventana por excelencia que tiene que se abre para dejar entrar la naturaleza floral de su entorno. Ella usa muchos animales durante este tiempo, principalmente abejas, que en un juego irónico de los acontecimientos en la vida presagia un acontecimiento trágico que sufriría junto a su marido.

Época Romántica

La "Época Romántica" (1986-1989), es cuando Ana María deja su primitivismo casual y se inicia dentro de la creación de formas armoniosas y sofisticadas. Sus composiciones son una mezcla de elementos elevados de realidad con flores de gran esplendor, frutos exquisitos y volcanes en erupción. Así de fascinante es su obra de arte que se publica, para reflejar la poesía de la escritore salvadoreño, Claudia Lars (nombre real Carmen Brannon), en Tierra de Infancia. Es a través de esta técnica recién descubierta que crea un estilo único de la transparencia y la textura el logro de la perfección de acrílico. La mezcla imaginativa de colores y texturas le permiten pintar sus naranjas icónicas, en toda su brillantez, mezclado con la transparencia de sus uvas como símbolo de la abundancia artística de la gran pintar salvadoreña.

Período Final o Auge

Esto lleva a su ültimo período como artista, a partir de la década de 1990, cuando Ana María ha estado desarrollando una nueva técnica utilizando colores acrílicos y ceras, que le permitió pintar imágenes de gran transparencia y lograr un acabado único. En sus pinturas de "naturaleza muerta" y otras composiciones, Ana María desea expresar la abundancia de este mundo en esos momentos, en el tiempo: el crecimiento de las personas, el tráfico, la alta producción, luces, sonidos y todo lo que afectan a las personas en su vida ordinaria. Por este principio, a veces, algunas de sus composiciones casi toca las fronteras de la opulencia, aunque siempre manteniendo su elegancia y armonía, donde desea exponer el sentido de pertenencia a una época de ideas metafísicas a través de una fuerte dosis de simbolismo.

Su trabajo de arte

Su trabajo es a menudo comparado con los maestros holandeses del siglo 17 por su dominio de la luz y el arte del claroscuro, un término italiano que describe la técnica de contraste de luz y sombra con el fin de mejorar la forma, la textura y la transparencia.

Naranjas, su objeto artístico indiscutible de enfoque central en la mayoría de sus pinturas debido a sus tonos multicolores inequívocos con los cuales Ana María juega, regalando su sentimiento de sensualidad en la exploración de las posibilidades infinitas de la textura y el color en sus delicados trazos sobre lienzo. Ana María no pretende hacer una copia fotográfica de la fruta natural en sus pinturas actuales, más bien tiene la intención de captar su esencia surrealista a través de una composición racional de puntos, manchas, luces y sombras a entrar en el mundo del hiperrealismo mágico de Ana María, una realidad que sólo existe en su imaginación, que se entrega a su público, elegantemente mostrando también su profundo conocimiento y el uso del claroscuro. Algo similar ocurre cuando se mira sobre sus "uvas", ofrecido en tres dimensiones con todo su esplendor ... "y, del mismo modo, cada pintura tiene sus secretos ...".

ReconocimientosEditar

Las ilustraciones de Ana María no sólo ha trascendido las barreras geográficas, su obra ha sido considerada dentro de la de grandes maestros latinoamericanos, más recientes, que forma parte de la colección permanente del Museo del Condado de Nassau of Art de Nueva York en enero de 2010 "Teatro de Naranjas (Teatro de Naranjas) (1991) por el Salvador Ana María de Martínez hace honor a su título con la presentación del tema de la naturaleza muerta de una manera muy teatral

A lo largo de su carrera artística Ana María ha recibido importantes reconocimientos de su trabajo, como "Visitante Ilustre" por el alcalde de Miami, Florida, EE.UU.; "Certificado de Apreciación" por la ciudad de Coral Gables, Florida, EE.UU. por su participación en el desarrollo del arte y la cultura. Por otra parte, su trabajo ha sido subastado con éxito en prestigiosas galerías de todo el mundo, como Sotheby y Christie Nueva York, entre otros.

Venta de "Teatro de las naranjas" en casa de Christie de Nueva York: jueves, 19 de mayo 1994 [Lote 250] en LATINOAMERICANO pinturas, dibujos, esculturas y grabados. Venta de "Mandarines" en casa de Christie de Nueva York: miércoles, 17 de mayo 1995 [Lote 249] en Importante Latinoamericano Pntgs, Sorteos y Escultura. Venta de "Naturaleza muerta con naranjas y uvas" en casa de Christie de Nueva York: martes, 21 de noviembre 1995 [Lote 257] en tarjetas American Pntgs América, Sorteos y Escultura. Sus obras residen en altamente prestigiosos museos y colecciones, como la Duquesa de Alba colección en España, la colección privada del ex presidente de Estados Unidos Ronald Reagan, la colección permanente de pintores contemporáneos de El Salvador en "Museo Marte" (la Galería Nacional de El Salvador), donde fue presentado como la "Artista del Mes" en febrero de 2010, la exposición "latinas!" enero 2010 hasta febrero 28 de 2010, y la colección permanente NCMA, donde "Teatro de las naranjas" se ha añadido a la colección permanente del Museo del Condado de Nassau of Art de Nueva York. En 2007, el trabajo de Ana Maria fue presentado en la exposición Masters Latina del Museo del Condado de Nassau of Art de Nueva York, junto a otros artistas de renombre mundial como Frida Kahlo y Fernando Botero.

Las ilustraciones de Ana María también se ha exhibido en exposiciones de la Universidad como "Exposición: 'Latin American Modern Masters" en la Universidad de Pensilvania, y parte de su obra ha sido reproducida por UNICEF. Su obra ha estado presente en diversas exposiciones en Americana (América Latina, EE.UU. y Canadá) y las ciudades europeas. Además, el Gobierno de Japón adquirió dos de sus pinturas, y en 1986, por invitación del Gobierno de Italia, Ana María participó en el Festival "Dei Due Mondi" que tiene lugar todos los años en la ciudad de Spoleto, Italia.

Ana María también ha aparecido en periódicos, revistas y programas de televisión.


ReferenciasEditar