Anexo:Patrimonio de la Humanidad en Bosnia y Herzegovina

Flag of UNESCO.svg Flag of Bosnia and Herzegovina.svg

Bosnia y Herzegovina cuenta actualmente con tres lugares declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, todos de carácter cultural.[1]

Bienes culturales y naturalesEditar

Bosnia y Herzegovina cuenta actualmente con los siguientes lugares declarados como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco:

  Barrio del puente viejo en el centro histórico de Mostar
Bien cultural inscrito en 2005.
Localización: Federación de Bosnia-Herzegovina
Zona de protección: 7,60 ha. Zona de respeto: 48 ha.
La histórica ciudad de Mostar, encaramada en lo alto del valle del río Neretva, es una antigua ciudad fronteriza otomana que se desarrolló en los siglos XV y XVI. Entre los siglos XIX y XX perteneció al Imperio Austrohúngaro. Mostar es famosa por sus antiguas casas turcas y por el “Stari Most” (Puente Viejo), del que recibe su nombre. La mayor parte del centro histórico de la ciudad, así como el puente diseñado por el famoso arquitecto Sinan, fueron destruidos durante el conflicto ocurrido en el decenio de 1990. El puente ha sido reconstruido recientemente y muchos edificios de la parte antigua de la ciudad se han reedificado o restaurado con ayuda de un comité científico internacional establecido por la UNESCO. El barrio del Puente Viejo es un ejemplo notable de asentamiento urbano multicultural, como lo prueban sus variadas edificaciones preotomanas, otomano-orientales, mediterráneas y occidentales. El puente reconstruido y el centro histórico de Mostar son símbolos de la cooperación internacional y de la coexistencia de distintas comunidades culturales, étnicas y religiosas. (UNESCO/BPI)[2]
  Puente Mehmed Paša Sokolović en Višegrad
Bien cultural inscrito en 2007.
Localización: República Srpska
Zona de protección: 1,50 ha. Zona de respeto: 12 ha.
El puente de Visegrado fue construido sobre el río Drina a finales del siglo XVI por Mimar Koca Sinan, arquitecto del sultán, por orden del gran visir Mehmed Sokolović. Es característico del periodo de apogeo de la arquitectura monumental y la ingeniería civil otomanas. Consta de 11 arcos de mampostería con aperturas de 11 a 15 metros, así como de una rampa de acceso de cuatro arcos en ángulo recto, situada en la orilla izquierda del río. El puente de 179,5 metros de longitud es una obra destacada de uno de los más grandes arquitectos e ingenieros del periodo clásico otomano, Sinan, contemporáneo de los renacentistas italianos y ejecutor de obras comparables a las de estos. Las elegantes proporciones y la nobleza excepcional del puente en su conjunto atestiguan la grandeza de su estilo arquitectónico. (UNESCO/BPI)[3]
 
Necróplis de Radimlja
 
Necrópolis de Dugopolje
Cementerios de tumbas medievales “stećci”
Bien cultural inscrito en 2016.
Este bien es compartido con Croacia  Croacia, Montenegro  Montenegro, Serbia  Serbia
Localización (en Bosnia y Herzegovina): Federación de Bosnia-Herzegovina / República Srpska
Zona de protección: 49,15 ha. Zona de respeto: 321,24 ha.
Este sitio seriado está integrado por tumbas medievales (“stećci”) de 30 lugares diferentes situados en Bosnia y Herzegovina, en el centro y sur de Croacia, en la parte occidental de Montenegro y al oeste de Serbia. Estos monumentos funerarios, característicos de esas regiones, datan de los siglos XII a XVI y están dispuestos en filas en cementerios, tal y como se acostumbró a hacer en Europa desde la Edad Media. En su mayoría están esculpidos en piedra caliza con una gran variedad de motivos ornamentales e inscripciones, que muestran no sólo la continuidad que se da en los elementos medievales europeos de este tipo, sino también la persistencia de tradiciones locales específicas más antiguas. (UNESCO/BPI)[4]
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Localización del Patrimonio de la Humanidad en Bosnia y Herzegovina.
*Cementerios de tumbas medievales “stećci”, sitio compartido con Serbia, Croacia y Montenegro

Lista indicativaEditar

La inscripción en esta lista es la primera etapa para cualquier futura candidatura. Bosnia y Herzegovina, cuya lista indicativa fue revisada por última vez el 20 de noviembre de 2019,[5]​ ha presentado los siguientes sitios:

  Sarajevo - símbolo único de multicultura universal - ciudad abierta continuamente

Bien cultural

Propuesto en 1997

  Cueva Vjetrenica

Bien natural

Propuesto en 2004

  El conjunto natural y arquitectónico de Jajce

Bien mixto

Propuesto en 2006

  El sitio histórico urbano de Počitelj

Bien cultural

Propuesto en 2007

  El conjunto natural y arquitectónico de Blagaj

Bien mixto

Propuesto en 2007

  El conjunto natural y arquitectónico de Blidinje

Bien mixto

Propuesto en 2007

  El conjunto natural y arquitectónico de Stolac

Bien mixto

Propuesto en 2007

  Reserva Natural Integral del Bosque Primario de Perućica

Bien natural

Propuesto en 2017

  Antiguo cementerio judío de Sarajevo

Bien cultural

Propuesto en 2018

  Hayedos primarios de los Cárpatos y otras regiones de Europa - extensión

Bien natural

Propuesto en 2019

  Complejo de cascados de travertino en Martin Brod - parque nacional Una

Bien natural

Propuesto en 2019

Patrimonio cultural inmaterialEditar

Actualmente (noviembre 2019) Bosnia y Herzegovina tiene tres elementos inscritos en la lista del Patrimonio Cultural Inmaterial.

  El bordado de Zmijanje
Bien inmaterial inscrito en 2014.[6]
La confección del bordado de Zmijanje es el resultado de una técnica artesanal especial aplicada por aldeanas de la región de este mismo nombre, situada en Bosnia y Herzegovina. Tradicionalmente, los bordados de Zmijanje sirven para ornamentar los atuendos de las mujeres y diversas confecciones textiles domésticas, que van desde los trajes de novia hasta la ropa de cama, pasando por pañuelos y prendas diversas. Este tipo de bordado se caracteriza principalmente por la utilización de un hilo de color azul oscuro, teñido a mano con sustancias vegetales, para la ejecución de motivos geométricos improvisados. La riqueza y diversidad de esos motivos son un factor determinante del estatus social de las aldeanas. El arte del bordado de Zmijanje lo suelen practicar grupos de mujeres que, mientras bordan, entonan canciones o conversan. La adaptación y reinvención individuales de las técnicas y conocimientos necesarios para la ejecución del bordado forman parte del proceso de transmisión de este arte. La transmisión de los conocimientos, que se efectúa oralmente y mediante trabajos prácticos, tiene lugar principalmente en el contexto del sistema de educación formal. Las alumnas aprenden observando cómo las bordadoras con experiencia combinan elementos predeterminados para crear una amplia gama de motivos, y también practicando el bordado regular y continuamente. El arte del bordado de Zmijanje propicia el respeto de la diversidad, la creatividad y la comunicación no verbal. Asimismo, posee un valor sentimental y emocional, especialmente para las poblaciones desplazadas que usan ropa bordada de este tipo a modo de expresión de su identidad nacional y local, y también como timbre de orgullo. Además, este arte del bordado establece un vínculo entre numerosos elementos del patrimonio cultural como la música, los rituales, las tradiciones orales, la artesanía y las expresiones simbólicas. (UNESCO/BPI)
  La ebanistería de Konjic
Bien inmaterial inscrito en 2017.[7]
LLa ebanistería es un arte típico del municipio de Konjic con una larga tradición a sus espaldas. Sus productos –muebles, pequeños objetos decorativos y ornamentaciones elegantes para el interior de las viviendas– se caracterizan por motivos esculpidos a mano con un aspecto visual que permite identificar directamente su procedencia y método de fabricación. Además de embellecer y proporcionar encanto al interior de las viviendas, la ebanistería es un componente esencial del patrimonio cultural de los habitantes de Konjic, que les hace sentirse miembros de una comunidad con identidad específica. Este arte tradicional no sólo tiene una importancia cultural para los artesanos de Konjic, la población del resto del país y la diáspora bosnioherzegovina, sino que además es viable económicamente, compatible con la preservación del medio ambiente y propiciador de la integración social. Al ser practicado por grupos étnicos y religiosos distintos, también constituye un instrumento de cooperación y diálogo entre ellos. Como la casi totalidad de los vecinos de Konjic son ebanistas profesionales o aficionados, los principales depositarios de esta práctica artesanal son los artesanos experimentados de los talleres y también las personas que practican la ebanistería en sus casas. Los propietarios de los talleres familiares de ebanistería son los que asumen sobre todo la tarea de salvaguardar este arte, popularizándolo y formando aprendices. Las técnicas y conocimientos se transmiten mediante la formación de aprendices en el trabajo, y también en el seno de las familias de generación en generación. (UNESCO/BPI)
  Recolección del teucrio en el Monte Ozren
Bien inmaterial inscrito en 2018.[8]
El 11 de septiembre de cada año, efeméride de la decapitación de San Juan Bautista, personas de todo sexo, edad y clase social que viven en pueblos vecinos de los Montes de Ozren suben por la mañana a las alturas para recolectar plantas de teucrio, individualmente o en grupo. Esta especie vegetal, que se encuentra entre las hierbas más altas, requiere ser arrancada con sumo cuidado y por eso su recolección suele durar varias horas. Una vez su faena terminada, los recolectores suben al pico de Gostilj y se escinden en pequeños grupos para cantar y bailar al son de músicas folclóricas, luciendo indumentarias tradicionales de la región de Ozren. Por la tarde, sube también a esa cumbre un cortejo de popes que bendice la cosecha de teucrios. Estos arbustos poseen propiedades medicinales, tanto preventivas como curativas, y no sólo se usan en infusiones, sino también macerados en aguardiente o mezclados con miel. En el pasado, este elemento del patrimonio cultural inmaterial estaba exclusivamente vinculado a la farmacopea y medicina caseras, pero actualmente su función es fomentar la convivencia y la integración social, así como salvaguardar las costumbres, canciones y bailes regionales que están desapareciendo paulatinamente. La práctica del elemento se transmite de forma espontánea en el seno de las familias y también en las escuelas primarias. Algunas agrupaciones locales invitan a asociaciones homólogas de otras regiones a acudir al evento, habiendo logrado así que sean numerosos los participantes oriundos de regiones distintas a la de Ozren. (UNESCO/BPI)

Véase también Lista representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad

ReferenciasEditar

  1. «Bosnia and Herzegovina». UNESCO Culture Sector. Consultado el 17 de enero de 2013. 
  2. «Barrio del puente viejo en el centro histórico de Mostar». UNESCO Culture Sector. Consultado el 29 de diciembre de 2012. 
  3. «Puente Mehmed Paša Sokolović en Višegrad». UNESCO Culture Sector. Consultado el 29 de diciembre de 2012. 
  4. «Stećci Medieval Tombstones Graveyards». UNESCO Culture Sector. Consultado el 27 de febrero de 2017. 
  5. Lista indicativa de Bosnia y Herzegovina
  6. «El bordado de Zmijanje». UNESCO Culture Sector. Consultado el 2 de diciembre de 2014. 
  7. «La ebanistería de Konjic». UNESCO Culture Sector. Consultado el 21 de noviembre de 2019. 
  8. «Recolección del teucrio en el Monte Ozren». UNESCO Culture Sector. Consultado el 21 de noviembre de 2019. 

Enlaces externosEditar