Abrir menú principal

San Apringio (¿? - 540), obispo de Beja, fue un prelado y escritor hispanorromano.

Nació en Beja a mediados del siglo V. Obispo de dicha ciudad, fundó en ella una escuela y un hospital. Había sido maestro del rey godo Teudis y fue muy celebrado tanto por sus virtudes como por su sabiduría.

De sus obras se citan:

  • Comentarios al Apocalipsis, obra considerada por Isidoro de Sevilla como la mejor de todas, por lo que gozó de extraordinaria fama. Del mismo, solo han sobrevivido algunos fragmentos.[1]
  • Cantar de los Cantares

ReferenciasEditar

  1. M.L.W. Laistner, Thought and Letters in Western Europe: A.D. 500 to 900, second edition (Ithaca: Cornell University, 1957), p. 116