Aquilino Amezua y Jaúregui (Azpeitia, 4 de enero de 1847 - San Sebastián, 20 de octubre de 1912) fue un organero español introductor del órgano romántico en España. Está considerado el constructor de organos más importante de España de la última parte del siglo XIX y principios del XX.

Aquilino Amezua
Información personal
Nombre de nacimiento Aquillino Amezua y Jauregui
Nacimiento 4 de enero de 1847 Ver y modificar los datos en Wikidata
Azpeitia
Fallecimiento 20 de octubre de 1912 Ver y modificar los datos en Wikidata (65 años)
San Sebastián
Nacionalidad Española
Información profesional
Ocupación Fabricante de órganos
[editar datos en Wikidata]

Se inició en este arte desde muy joven, en el taller familiar, de la mano de su padre Juan Amezua y acompañado por sus tres hermanos, Diego, Juan Prudencio y José Hermenegildo, aprendices del oficio desde la infancia.

Debido a su gran inquietud por aprender nuevas técnicas, se trasladó a París, donde fue admitido a trabajar en la Casa Stolz, estudiando el proceso de fabricación de tubos, asismismo se interesó por la fabricación de pianos en la Casa Blondell. Más adelante residió en Inglaterra, Suiza y Alemania, donde trabajó en la Casa Welte que aplicaba las nuevas técnicas de Schmoele-Mols para incorporar la corriente eléctrica al funcionamiento de los instrumentos. Cuando volvió a España, gracias a los conocimientos obtenidos, introdujo mejoras en el proceso de fabricación de los nuevos órganos.

Una vez en España, instaló taller propio en la ciudad de Valencia, alrededor de 1881 se trasladó a Barcelona realizando diversos instrumentos para Cataluña, en 1892 se mudó a Azpeita aunque manteniendo el taller de Barcelona y hacia 1897 traspasó sus talleres de Barcelona, conservando los de Azpeitia y Pasajes de San Pedro (Guipúzcoa), donde construyó uno de los mayores órganos de su carrera, el de la Catedral de Sevilla (1903) que reemplazó a dos anteriores que resultaron destruidos en 1888 por un derrumbe.

Entre sus obras más importantes se encuentran el órgano de la Exposición Internacional de Barcelona celebrada en 1888, el cual, con sus cuatro teclados manuales, pedal y casi 70 juegos, fue el órgano de transmisión eléctrica más grande de su tiempo (órgano hoy desaparecido), el de la Catedral de Santa Fé de Bogotá (1891) (reformado en 1968), el órgano del Palau Güell de Barcelona (1890-1892) (desaparecidos casi todos sus tubos en 1936), el de la Parroquia de San Esteban de Vera de Bidasoa (1895), el de la Catedral de Sevilla (1903), el mayor órgano realizado por este organero, con unos 70 juegos, cuatro teclados manuales y pedal (reformado en 1972), Catedral de Valladolid (1904), ampliado por su discípulo Leocadio Galdós en 1933, Catedral de Oviedo (1906) (actualmente se encuentra muy reformado) y el de la parroquia de San Martín de Cegama en Guipúzcoa (1911)[1][2]

ReferenciasEditar

  1. La organería española (1882 - 1940). Aquilino Amezua y Jaúregui. Consultado el 6 de enero de 2012
  2. José Enrique Ayarra: Historia de los grandes órganos de coro de la Catedral de Sevilla. Consultado el 6 de enero de 2012