Asma bint Marwan

ʻUnṣmā' bint Marwān (en árabe, عصماء بنت مروان‎: "'Asmā' la hija de Marwān") fue una mujer de la tribu omeya que vivió en Medina, en la Arabia del siglo VII. Bint Marwan es conocida por ridiculizar a las personas de Medina conversas al islam por obedecer a un jefe que no era de su propio clan.[1]

Fuentes islámicasEditar

Familia y muerteEditar

La historia de bint Marwan y su muerte aparece en las obras de Ibn Ishaq e Ibn Sa'd. Según estos relatos, su familia veía a Mahoma y sus seguidores como intrusos indeseados en Medina. Después de la victoria musulmana sobre los quraysh de la Meca en 624 en la batalla de Badr, numerosos oponentes de Mahoma fueron asesinados. En respuesta, ella compuso poemas que públicamente criticaban a los conversos al islam aliados con Mahoma, pidiendo su muerte. En sus poemas, ella también ridiculizaba a los medinenses por obedecer a un jefe que no era de su clan.[2]

Ibn Ishaq menciona que bint Marwan también mostró disgusto después del asesinato del jefe medinense Abu Afak por incitar a la rebelión contra Mahoma. El poema dice: "¿Esperáis algo bueno de él [Mahoma] después del asesinato de vuestros jefes como un hombre hambriento esperando el caldo del cocinero?" y pregunta: "¿No hay ningún hombre de orgullo que le ataque por sorpresa/ y corte las esperanzas de quienes esperan algo de él?" Al oír el poema, Mahoma pidió su muerte a cambio, diciendo "Quién me librará de la hija de Marwan?". Umayr bin Adiy al-Khatmi, un hombre ciego que pertenecía a la misma tribu que el marido de Asma, los Banu Khatma, respondió que él. Se arrastró a su habitación en la oscuridad de la noche mientras ella dormía con sus cinco hijos, con el menor de pocos meses contra su pecho. Umayr apartó al bebé y la apuñaló.[3]

Durante su entierro, Umayr se jactó de lo que había hecho. Al día siguiente, la tribu de Asma se convirtió al islam.[4]

Biografía de Ibn Ishaq Editar

Ibn Ishaq recogió tradiciones orales sobre la vida de Mahoma, algunas de las cuales sobrevivieron a través de las escrituras de Ibn Hisham y Ibn Jarir al-Tabari.

Narración de Ibn Sa'd'Editar

Esta historia se encuentra en la obra Cajaāb al-ṭabaqāt al-Kubrā de Ibn Sa'd y se le ha dado el rango de mawḍūʻ, fabricada, por estudiosos de hadices que incluyen a Al-Albani, Majdi, y Al-Jawzi.

La autenticidad de la historia según los historiadores de hadicesEditar

Los estudiosos clásicos de hadices rehusaron la historia, declarándola fabricada (mawdu'). Señalan entre sus argumentos que la cadena de transmisión (isnads) por la que pervivió la historia es toda débil (daʻsi) del grado más bajo (mawḍūʻ).[7]

Narración de Ibn Ishaq Editar

Ibn Ishaq compuso el Sīratu Rasūlu l-Lāh, un trabajo temprano importante de sīra, unos cien años después de la muerte del profeta, utilizando las tradiciones orales conservadas de sus seguidores tempranos. Aun así, su exactitud para utilizarlo en el Hadiz, el cuerpo de tradiciones sobre el profeta que usan los estudiosos musulmanes para estudiar y predicar la doctrina islámica, no es completamente aceptada. Esta historia en particular ha sido desafiada por estudiantes musulmanes alegando una cadena débil de transmisión, debido a ser recogida por un conocido fabricante de historias, Muhammad Ibn Al-Hajjaj.

La versión de Ibn Ishaq tiene un número de cadenas de transmisión (isnads) que se originan en Ibn ‘Abbas, un compañero de Mahoma. Aun así, todas las isnads incluyen a Muhammad ibn al-Hajjaj al-Lakhmi, también un conocido fabricante de hadices:[5][6]

Muhammad ibn al-Hajjaj al-Lakhmi ha sido acusado por los estudiosos de hadices de fabricar muchos. Ibn ʻAnuncioī (muerto en 976) declaró: "...Este isnad (cadena de autoridades) no es narrado con la autoridad de Mujalid pero sí por Muhammad ibn al-Hajjaj al-Lakhmi y todos ellos (otras autoridades en la cadena) acusan a Muhammad Ibn Al-Hajjaj de forjarlo".[7]​ Ibn al-Jawzi (muerto en 1201) dijo algo similar en su Al-'ilal.[8]

Considerando a Al-Lakhmi, Al-Bukhari dijo: "su hadith está abandonado", Yahya ibn Ma'een dijo: "mentiroso compulsivo" y en otra ocasión: "no fidedigno". Al-Daraqutni le denunció también como mentiroso.

Narración de Ibn Sa'dEditar

Al-Albani declara también que la cadena de transmisión de Ibn Sa'd' es débil, cuando incluye a Al-Waqidi:

Ibn Sa'd → Al-Waqidi → 'Abd Alá ibn al-Harith ibn al-Fudayl → Al-Harith ibn al-Fudayl

Al-Waqidi ha sido condenado como un narrador indigno y ha sido frecuente y severamente criticado por los estudiosos, por ello sus narraciones han sido abandonadas por la mayoría de los estudiantes de hadices. Yahya ibn Ma'een dijo: "Al-Waqidi narró 20.000 falsos hadices sobre el profeta". Al-Shafi'i, Ahmad ibn Hanbal y Al-Albani dijeron: "Al-Waqidi es un mentiroso" mientras Al-Bukhari dijo que no incluiría una sola letra de Al-Waqidi en sus trabajos sobre los hadices.

Además, este isnad está interrumpido (muʻḍal) cuando Al-Harith ibn al-Fudayl nunca conoció a cualquiera de los compañeros de Mahoma.

Valoraciones modernasEditar

Richard Gottheil y Hartwig Hirschfeld en su trabajo titulado "Enciclopedia judía" indican "Algunos musulmanes tradicionales, para disculpar el asesinato, marcan a Asma como judía. Aun así, es muy dudoso que lo fuera, a pesar de que Grätz ("Gesch. der Juden," v. 144) acepta esta aserción como cierta."[9]

V. J. Ridgeon ve paralelismos entre la  fatwa de Jomeini contra Salman Rushdie y el incidente y ejecución de Asma bint Marwan.[10]

Jane Smith, en su estudio Women, Religion and Social Change in Early Islam señala la gran influencia de los poetas y la poesía en la Arabia preislámica. Declara que ejecuciones de poetas como Asma, Abu Afak, y los que fueron asesinados después de la victoria final de Mahoma, eran el resultado del temor de Mahoma a "su influencia continua". "Esto constituye un testimonio interesante del poder de su posición, así como del poder de sus palabras recitadas".[11]

Antonio Elorza, historiador y profesor en la Universidad Complutense de Madrid, revisando la ejecución de Asma y otros casos similares, cree que la eliminación de adversarios políticos por cualquier medio posible era una práctica común durante el tiempo de Mahoma. Elorza afirma que el efecto psicológico de tales acciones por parte de Mahoma no puede ser ignorado cuándo se estudia el trasfondo del terrorismo en el Islam.[12]

Los escritores musulmanes contemporáneos responden a estas acusaciones diciendo que las historias sobre Asma bint Marwan y Abu Afak son de veracidad débil y fabricadas por escritores de hadices en algún momento posterior, incluso en el hipotético caso de que fueran verídicas, indican que se trataba de individuos que simplemente instigaban la violencia contra los musulmanes y el Profeta Mahoma.[13]​ " Incitaban a sus compatriotas a sublevarse, luchar y matar a la población musulmana, y esto hizo combatirlos como enemigos directos."[14]​ Todo ello dentro del conflicto entre los mecanos no musulmanes Quraysh (quiénes constan en la tradición musulmana como los "Quraysh paganos") y los musulmanes, quienes emigrarían a la ciudad de Medina escapando de su opresión.[15]

Otras lecturasEditar

Esat Ayyıldız, Asmâ Bint Mervân: Arap-Yahudi Bir Kadın Şair, Edebiyat Kazıları, Ankara: İKSAD Publishing House, 2020. p. 13-42.

ReferenciasEditar

  1. Esat Ayyıldız, Asmâ Bint Mervân: Arap-Yahudi Bir Kadın Şair, Edebiyat Kazıları, Ankara: İKSAD Publishing House, 2020. p. 13 -42.
  2. Islam in the world. Oxford University. 2006. p. 52. ISBN 978-0-19-530503-6. 
  3. The Life of Muhammad. A translation of Ishaq's "Sirat Rasul Allah", pgs. 675–676, A. Guillaume, Oxford University Press, 1955
  4. Ibn Ishaq (1955). Sirat Rasul Allah, traducción de A. Guillaume. p. 675-676. 
  5. «Hadith#6013». Silsilat al-aḥādīth al-ḍaʻīfah wa-al-mawḍūʻah (en arabic) 33. p. 13. «(موضوع...محمد بن الحجاج...قلت : وهو كذاب خبيث ؛ كما قال ابن معين ، وهو واضع حديث الهريسة ... والراوي عنه محمد بن إبراهيم الشامي ؛ كذاب أيضاً)». 
  6. Al-Sayyid, Majdi Fathi, ed. (1995). Ṣaḥīḥ Sīrah al-Nabawīyah (en arabic) 4. Dār al-Ṣaḥābah lil-Turāth. pp. 335-336. «
    حديث ضعيف وإسناده معضل
    1 – أخرجه ابن سعد، (2/27–28) في طبقاته من رواية الواقدي المتروك، وعنه أخرجه ابن السكن، والعسكري في الأمثال كما في الإصابة (5/34) .
    في سنده الواقدي من المتروكين.
    2 – أخرجه الخطيب (13/199) في تاريخه، و ابن الجوزي في العلل (1/175)، و ابن عساكر في تاريخه كما في الكنز (35491) من طريق محمد بن الحجاج اللخمي عن مجالد عن الشعبي عن إبن عباس.
    و سنده موضوع. فيه اللخمي، قال البخاري عنه: منكر الحديث. و قال ابن معين: كذاب خبيث، وقال مرة: ليس بثقة، وكذبه الدارقطني، وإتهمه ابن عدي بوضع حديث الهريسة،».
      |editor= y |apellido-editor= redundantes (ayuda)
  7. Ibn ʻAdī. Al-Kāmil fī al-ḍuʻafāʼ wa-ʻilal al-ḥadīth (en arabic) 7. p. 326. «(ولم يرو عن مجالد غير محمد بن الحجاج وجميعاً مما يُتهم محمد بن الحجاج بوضعها)». 
  8. Al-'ilal (en arabic) 1. p. 175. «(هذا مما يتهم بوضعه محمد بن الحجاج)». 
  9. Gottheil, Richard. «Asma». Jewish Encyclopedia. Archivado desde el original el 8 de febrero de 2012. Consultado el 19 de junio de 2011. 
  10. Crescents on the cross: Islamic visions of Christianity. Oxford University Press. 2001. p. 107. ISBN 978-0-19-579548-6. 
  11. Jane Smith (1985). Yvonne Yazbeck Haddad, ed. Women, religion, and social change. NewYork: SUNY Press. p. 24. ISBN 0-88706-069-2. 
  12. ELORZA, Antonio. Terrorismo y religión. Letras Libres. Mayo 2005.
  13. The Killing of Abu 'Afak and Asma' bint Marwan? Archivado el 16 de marzo de 2012 en Wayback Machine. at Bismika Allahuma (Muslim responses to anti-Islam polemics), 19 September 2005.
  14. Sami Zaatari, The Killing of Abu Afak and Asma Bint Marwan: Were the killings really unjust? Archivado el 8 de febrero de 2012 en Wayback Machine. at Muslim-Responses.com
  15. Why Did Prophet Muhammad Go To War? Archivado el 8 de febrero de 2012 en Wayback Machine. at Muslims for a Safe America. 1 October 2011.