Atmósfera estelar

región externa al volumen de un estrella

La atmósfera estelar es la región exterior del volumen de una estrella, situada por encima del núcleo estelar, la zona de radiación y la zona convectiva.

Foto tomada en Francia durante el eclipse solar de 1999

EstructuraEditar

La atmósfera estelar se divide en varias regiones de distinto carácter:

  • La fotosfera, que es la capa más baja y más fría de la atmósfera, es normalmente su única parte visible.[1]​ La luz que escapa de la superficie de la estrella proviene de esta región y pasa a través de las capas superiores. La fotosfera del Sol tiene una temperatura en el rango de los 5.770 K a 5.780 K.[2][3]​ Las manchas estelares, regiones frías de campo magnético interrumpido, se encuentran en la fotosfera.[3]
  • Por encima de la fotosfera se encuentra la cromosfera. Esta parte de la atmósfera primero se enfría y luego comienza a calentarse hasta unas 10 veces la temperatura de la fotosfera.
  • Por encima de la cromosfera se encuentra la región de transición, donde la temperatura aumenta rápidamente en una distancia de alrededor de 100 kilómetros.[4]
  • La parte más externa de la atmósfera estelar es la corona, un tenue plasma que tiene una temperatura superior al millón de grados Kelvin.[5]​ Si bien todas las estrellas de la secuencia principal presentan regiones de transición y coronas, no todas las estrellas evolucionadas lo hacen. Parece que solo algunos gigantes, y muy pocos supergigantes, poseen coronas. Un problema no resuelto en la astrofísica estelar es cómo se puede calentar la corona a temperaturas tan altas. La respuesta está en los campos magnéticos, pero el mecanismo exacto sigue sin estar claro.[6]

Durante un eclipse solar total, la fotosfera del Sol se oscurece, revelando las otras capas de su atmósfera.[1]​ Observada durante el eclipse, la cromosfera del Sol aparece (brevemente) como un delgado arco rosado,[7]​ y su corona se ve como un halo con mechones. El mismo fenómeno en las binarias eclipsantes puede hacer visible la cromosfera de las estrellas gigantes.[8]

ReferenciasEditar

  1. a b «"Beyond the Blue Horizon" – A Total Solar Eclipse Chase». 5 de agosto de 1999. Consultado el 21 de mayo de 2010. «On ordinary days, the corona is hidden by the blue sky, since it is about a million times fainter than the layer of the sun we see shining every day, the photosphere. [En días normales, la corona queda oculta por el cielo azul, ya que es aproximadamente un millón de veces más tenue que la capa del sol que vemos brillar todos los días, la fotosfera.] ». 
  2. Mariska, J.T. (1992). The solar transition region. Cambridge Astrophysics Series. Cambridge University Press. ISBN 978-0-521-38261-8. 
  3. a b Lang, Kenneth R. (2006). «5.1 MAGNETIC FIELDS IN THE VISIBLE PHOTOSPHERE». Sun, earth, and sky (2nd ed edición). Springer. p. 81. ISBN 0-387-30456-8. OCLC 71641530. 
  4. Mariska, John T. (1992). The solar transition region. Cambridge University Press. p. 60. ISBN 0-521-38261-0. OCLC 25317631. 
  5. R.C. Altrock (2004). «The Temperature of the Low Corona During Solar Cycles 21–23». Solar Physics 224 (1–2): 255. Bibcode:2004SoPh..224..255A. doi:10.1007/s11207-005-6502-4. 
  6. «The Sun's Corona – Introduction». NASA. Consultado el 21 de mayo de 2010. «Now most scientists believe that the heating of the corona is linked to the interaction of the magnetic field lines. » 
  7. Lewis, John S. (2004). Physics and chemistry of the solar system (2nd ed edición). Elsevier Academic Press. p. 87. ISBN 978-0-08-047012-2. OCLC 162574898. 
  8. Griffin, R. Elizabeth (2006-08). «Only Binary Stars Can Help Us Actually SEE a Stellar Chromosphere». Proceedings of the International Astronomical Union (en inglés) 2 (S240): 700-705. ISSN 1743-9221. doi:10.1017/S1743921307006163.