Abrir menú principal

Auto de la soberana Virgen de Guadalupe

El auto o comedia de la soberana Virgen de Guadalupe, y sus milagros y grandeças de España es un breve texto anónimo impreso en Sevilla en 1617, por Bartolomé Gómez de Pastrana; consta de nueve folios a doble columna en 4º, además de una loa en redondillas, y una licencia fechada en 1598 y una tasa de 1608, ambas a nombre de María Ramírez, vecina de Alcalá de Henares. Pueden haber habido ediciones anteriores de esta comedia en 1615 y 1605. José Sánchez Arjona en 1887 documentó que la obra fue representada, aunque no premiada, durante las fiestas del Corpus en Sevilla en 1594, año en el que Miguel de Cervantes vivía allí.[1]​ La obra, literariamente poco significativa, fue atribuida en 1840 por el estudioso Juan Colón a Cervantes. Con posterioridad, otros eruditos defendieron la autoría cervantina de esta obra teatral (José María Asensio[2]​, que la reimprimió en 1868, José Ortega Morejón[3]​) con argumentos[4]​ que han sido considerados generalmente discutibles o superficiales, por la mayoría de la crítica.[5]

ReferenciasEditar

  1. "En el año 1594 se acordó por la comisión de fiestas del Corpus dar premios a los que mejor letra hiciesen para los autos [...] que se representaran aquel año; y, en efecto, se adjudicaron los premios a los autos El grado de Cristo, de Juan Suárez del Águila, y Santa María Egipcíaca, de Alonso Díaz, que en concepto de la comisión fueron los mejores de los cuatro que representaron, siendo los otros dos La ciudad de Dios y Nuestra Señora de Guadalupe". Sánchez Arjona, J., «IX. Auto de la Soberana Virgen de Guadalupe«, en su El teatro en Sevilla en los siglos XVI y XVII (Estudios históricos), Madrid: Establecimiento Tipográfico de A. Alonso, 1887, pp. 219-227.
  2. Asensio, J. M., Teatro español anterior a Lope de Vega. Comedia de Nuestra Señora de Guadalupe, Sevilla: Imprenta de D. José Mª. Geofrín, 1868, p. VIII.
  3. Ortega Morejón, J., Apuntes para dos obras relacionadas con Cervantes, con algunos documentos inéditos recogidos y expuestos por José Ortega Morejón, Madrid: Tipografía de la Revista de Archivos, Bibliotecas y Museos, 1915, pp. 5-114.
  4. Asensio recuerda la posible devoción cervantina por la Virgen de Guadalupe, ilustrada con un pasaje del Persiles (libro V, cap. III), así como ciertas coincidencias, muy leves, con otras obras cervantinas, y defiende que esa María Ramírez que pide la licencia no es otra sino la hermana de un compañero de cautiverio de Cervantes, Jerónimo Ramírez, quien traería una copia de esa comedia que Cervantes habría compuesto en Argel, para representarla en el Baño con otros cautivos. Asensio, J. M., Teatro español anterior a Lope de Vega. Comedia de Nuestra Señora de Guadalupe, Sevilla: Imprenta de D. José Mª. Geofrín, 1868, p. VIII.
  5. Montero Reguera, J., Hacia una revisión de las atribuciones teatrales cervantinas: La soberana Virgen de Guadalupe, y sus milagros, y grandeças de España, Actas del III Congreso Internacional de la Asociación de Cervantistas, Palma de Mallorca, 1999, páginas 611-617.