Abrir menú principal

El aventurero es aquella persona que busca aventuras.[1]​ Antiguamente, se indicaba por aventurero al oficial o soldado de fortuna que no sentaba plaza, que no abrazaba o profesaba la carrera sino que asistía, generalmente a su costa, a una guerra.

Tenía esa voz una acepción muy lata por las condiciones de la milicia, de la guerra y de la sociedad misma. Está relacionada con los términos mercenario (soldado que lucha por su beneficio económico y personal) o voluntario. Posteriormente, cuando se dejaron de correr aventuras, a lo más que se podía aplicar esta palabra era a algún oficial o paisano que durante alguna campaña estuviera sin destino reglamentario o afecto a un cuerpo o cuartel general.

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. «aventurero». RAE. Consultado el 17 de mayo de 2019.