Abrir menú principal

El bajo quinto, también llamado espiga o vihuela, es un instrumento musical de cuerda pulsada de origen mexicano.[1]​ El bajo quinto parece una guitarra acústica de gran tamaño, con cinco cursos de cuerdas de acero duplicadas.[2]​ Se distingue del bajo sexto, en tanto que éste cuenta con 6 órdenes de cuerdas dobles (un total de 12 cuerdas). Es muy común en la música mixteca.[1]

HistoriaEditar

En la Mixteca Baja —es decir la región comprendida por Huajapan, Juxtlahuaca, Silacayoapan, Putla y Jamiltepec— existió "una manera instrumental y orquestal muy precisa que identificaba perfectamente qué era, quién tocaba y cuándo se tocaba la chilena o yaa sii (música alegre)"[3]​. Aunque se desconocen las fechas exactas, para el siglo XIX el violín y el bajo quinto eran la unidad musical principal.[3]​ Según algunas versiones, este instrumento deriva de la vihuela barroca tesitura bajo[3]​ otros musicólogos, como Juan Guillermo Contreras, la ven más ligada al instrumento italiano conocido como chitarra battente.[2] La chitarra battente es similar al bajo quinto en tanto que tiene cinco cursos de cuerdas, 10 cuerdas en total, y cuerdas de metal, y el cuerpo es muy similar: cuerpo grande y cuello grande.[2]

ReferenciasEditar

  1. a b Luengas Pérez, Rubén, 2001, "El bordón de las nubes" en Acervos, boletín de los archivos y bibliotecas de Oaxaca, México, vol. 6, núm. 24, invierno, pp. 23-27.
  2. a b c Telesforo, Ruben Luengas on meeting Don. «The Bajo Quinto: The Instrument That Will Not Go Gently». NPR.org (en inglés). Consultado el 6 de agosto de 2019. 
  3. a b c Olmos Aguilera, Miguel. Música indígena y contemporaneidad : nuevas facetas de la música en las sociedades tradicionales. ISBN 9786074792393. OCLC 1078405603. Consultado el 6 de agosto de 2019.