"El cardenal Bandinello Sauli, su secretario y dos geógrafos", obra de Sebastiano del Piombo (1516).

Bandinello (Bendinello o Bendinelli) Sauli (Génova, c. 1494 - Monterotondo, 29 de marzo de 1518) fue un eclesiástico italiano.

VidaEditar

Hijo primogénito del comerciante y banquero Pasquale di Bendinelli y de Mariola Giustiniani Longhi di Giacomo, estaba inicialmente destinado a encabezar los negocios familiares, pero el ascenso al papado de Julio II, con quien la familia tenía buenas relaciones, y una enfermedad que afectó a su movilidad encaminaron sus pasos hacia la carrera eclesiástica.[1]

Abreviador y protonotario apostólico en 1503, obispo de Malta en 1506, de Gerace desde 1509, abad comendatario de varios monasterios y posesor de diversos beneficios eclesiásticos, Julio II le nombró cardenal en el consistorio de 10 de marzo de 1511; tomó el título de Sant'Adriano al Foro, que posteriormente cambió por los de Santa Sabina y Santa María in Trastévere. En 1513 fue nombrado administrador de la diócesis de Albenga y canónigo comendatario de Saldaña, en la iglesia de León. Participó en el cónclave en que fue elegido papa León X.[2][3]

En 1517 estuvo involucrado en el complot liderado por el cardenal Alfonso Petrucci para acabar con la vida del papa; descubierta la conjura, ambos fueron destituidos de sus cargos eclesiásticos y encarcelados en el Castillo Sant'Angelo. Petrucci fue estrangulado; Sauli fue condenado a prisión perpetua, aunque un mes después fue liberado y repuesto en el cardenalato. Murió al año siguiente entre sospechas de envenenamiento.[4][5][6]

ReferenciasEditar