Abrir menú principal

Bardas Focas (o Phocas) (griego:Βάρδας Φωκᾶς) (fallecido el 13 de abril de 989) fue un eminente militar bizantino que participó en tres revueltas ocurridas durante el gobierno de la Dinastía macedónica.

Primera rebeliónEditar

Bardas era miembro de los Focas, una de las más importantes familias nobles del siglo X. Su padre, León Focas el Joven fue curopalate y hermano del emperador Nicéforo II. Ya desde muy joven, Bardas se labró una gran reputación como guerrero.

Si su carrera militar progresó rápidamente, se derrumbó casi más de prisa. A la muerte de su tío en 970, Bardas y su familia se rebelaron contra el nuevo emperador, y primo suyo Juan I Tzimisces. Bardas fue proclamado emperador por las tropas acantonadas en Caesarea, pero la rebelión fue sofocada por otro hábil comandante, Bardas Skleros. Focas y sus parientes fueron capturados y desterrados a la isla de Chios, donde pasaría los siguientes siete años.

Focas contra SklerosEditar

 
Choque de los ejércitos de Skleros y Phokas, miniatura del Madrid Skylitzes.

En 978, Bardas fue liberado de su celda por el eunuco Basilio Lecapeno, tío del emperador Basilio II y regente de facto. Fue enviado disfrazado a su Capadocia natal para rebelar a la aristocracia local contra Skleros, que se había levantado contra las autoridades imperiales y avanzaba hacia el Helesponto. Ayudado por tropas georgianas dirigidas por Tornikios, Focas logró suprimir la revuelta, obteniendo la victoria contra Skleros en Pankalia, pese a varios contratiempos. Por sus servicios a la corona, se le concedió el cargo de Domestikos de las Scholae y el mando de los ejércitos con la misión de recuperar Aleppo de manos sarracenas. Posteriormente, citando a Psellos, "se le dio el privilegio de un Triunfo y ocupó su lugar entre los amigos personales de su soberano."[cita requerida]

Segunda revueltaEditar

Mientras que Constantino VIII fue fácilmente dominado por sus consejeros, su hermano Basilio se mostró rápidamente como un hombre ansioso de supremación. Su energía y determinación dejaron bien claro su deso de tomar la administración del imperio en sus manos y controlar personalmente el ejército. Su creciente independencia alarmaron tanto a Basilio como a Focas y en 987 comenzaron a conspirar junto a su antiguo enemigo Skleros con la idea de repartirse el imperio en caso de lograr éxito en su empresa.

En una campaña que, curiosamente, imitaba a la de Skleros una década anterior, Focas se proclamó emperador y se apoderó de la mayor parte de Anatolia. "Ya no era imaginación, sino auténtica realidad, que vistió las ropas imperiales, con la corona de emperador y la púrpura real", dice Psellos.[cita requerida]

Tras encarcelar a Skleros, inició el asedio a Abidos, amenazando con bloquear los Dardanelos. Así las cosas, Basilio II obtuvo la ayuda de su cuñado Vladimir, príncipe de Kiev en forma de mercernarios varegos y marchó hacia Abidos.

Los dos ejércitos se encontraron y Focas galopó directamente hacia el emperador en busca del combate directo. Justo cuando se preparaba para el choque, sufrió un desvanecimiento,[1]​ cayó de su caballo y se le dio por muerto. Su cabeza fue cortada y entregada a Basilio, terminando así la rebelión.

DescendenciaEditar

A través de su matrimonio con una tal Adralestina, prima suya, Bardas dejó dos hijos, León y Nicolás. Su nieto y tocayo, Bardas Focas, fue cegado por las autoridades imperiales en 1025. Se cree que la familia de los Focades descienden de él.

Enlaces externosEditar

ReferenciasEditar

  1. Treadgold, Warren (1997). A History of the Byzantine State and Society. Stanford: University of Stanford Press. p. 518. ISBN 0-8047-2630-2.