Batalla de Elorrio

La batalla de Elorrio fue una batalla librada en el marco de las Guerras de bandos en 1468 en la villa de Elorrio, Vizcaya.

Batalla de Elorrio
Parte de Guerras de bandos
Elorrio - Escultura 03.jpg
Portal de Don Tello, Elorrio
Fecha 21 de febrero de 1468
Lugar Elorrio, Vizcaya
Resultado Victoria de los gamboínos y villa de Elorrio
Beligerantes
Casa de Marzana (gamboínos)

Apoyada por:

Casa de Ibarra (oñacinos)

Apoyada por:

Comandantes
Juan de Avendaño  Pedro Ruiz de Ibarra
Juan Alonso de Mujica
Fuerzas en combate
1200 soldados
150 caballeros
4000 soldados
80 caballeros
Piezas artilleras o lombardas
Bajas
Indeterminadas Varios miles

En ella se enfrentaron la casa de los Marzana que se alineaba en el bando gamboíno y estaba apoyada por la población de la villa, contra los Ibarra que eran oñacinos.[1]

La batallaEditar

En ese tiempo el Duranguesado se encontraba en un período de disputas entre los de Zaldívar y los de Durango. Es entonces cuando los Avendaño enviaron sus huestes a Elorrio desde Durango al mando de Juan de Avendaño, hijo de Pedro de Avendaño que quedaba en Durango, y atacaron la casa-torre de los Ibarra, que apoyaban a los de Zaldívar. Ante este ataque, Juan Alonso de Mújica, señor de Aramayona, habiendo reunido a sus parientes y 60 caballeros mercenarios castellanos enviados por el Marqués de Santillana, acudió en auxilio de Pedro Ruiz de Ibarra y se puso sitio a Elorrio.

De acuerdo al cronista banderizo Lope García de Salazar y sus Bienandanzas e fortunas, varios de los hijos del autor fueron en contra de sus recomendaciones y, junto a hombres de los Butrón, se encargaron de instalar las piezas artilleras provenientes de Cantabria.[2]​ El ataque del resto de tropas no sucedió a la instalación artillera y el grueso del ejército no entró en combate y comenzó a retirarse.

Viendo el desorden general del enemigo, salieron los defensores de la villa y decantaron la batalla hacia el bando gamboíno. La victoria fue aplastante y continuó con el asalto definitivo a la casa-torre de los Ibarra y la toma de Ermua y alrededores por el bando gamboíno.

Tres de los hijos de Lope García de Salazar terminarían muriendo en la contienda: uno de ellos, Ochoa de Salazar, ejecutado en las puertas de la villa por orden de Avendaño. El propio Juan de Avendaño murió a manos de Gonzalo de Salazar, hijo de Lope. Juan Alonso de Mújica terminó herido por dos heridas de flecha en la pierna.

Véase tambiénEditar

Notas y referenciasEditar

BibliografíaEditar