Abrir menú principal

Beñesmer o Beñesmen es el nombre que daban los aborígenes guanches de la isla de TenerifeIslas Canarias− al mes de agosto antes de la conquista castellana en el siglo xv, aplicándose por extensión también a las celebraciones de la cosecha desarrolladas en esa época.

EtimologíaEditar

El filólogo e historiador Juan Álvarez Delgado propone como significado 'segundo mes', 'segunda lunación' o 'segunda medida' desde la forma primaria beñe-smet o beñ-i-smet, donde smet se corresponde con la denominación del número dos dada por los aborígenes −de Gran Canaria− según el explorador Niccoloso da Recco.[1]

Para Ignacio Reyes la traducción de beñesmer sería 'el que evapora, consume o termina', derivándola de una posible forma primaria wənna əsmer.[2]

Aparece en la documentación también con las formas beñasmer, begnesmet, benismer y benismen.[3]

CaracterísticasEditar

Los autores tradicionales Juan de Abréu Galindo y Leonardo Torriani dicen en sus obras confeccionadas a finales del siglo xvi que beñesmer era el nombre del mes de agosto, apuntando además que era el tiempo en que los guanches recogían sus cosechas de cebada y trigo.[4][5]

Otro autor coetáneo, Fray Alonso de Espinosa, no da el término, pero indica que:[6]

Cuando hacían su agosto y recogían los panes, hacían juntas y fiestas en cada reino, como en agradecimiento del

bien recibido, y eran estas fiestas tan privilegiadas, que aunque hubiese guerra se podía pasar de un reino a otro seguramente

a ellas.

Así, se ha extendido el uso de la voz beñesmer para designar las fiestas de la recolección desarrolladas en los meses de verano, y en las que se realizaban grandes convites y diversos juegos.

Por su parte, Tomás Arias Marín de Cubas indica que el beñasmer o primera luna de agosto marcaba el inicio del año según el calendario guanche.[7]

Para el historiador y médico Juan Bethencourt Alfonso el Beñesmer era la asamblea legislativa de la sociedad guanche, constituida por lo que él denomina «Gran Tagoro» y por el «Cuerpo de Chaureros», instituciones formadas por los nobles de cada reino. Sus atribuciones eran extensas, indicando el autor que «fiscalizaba, reglamentaba y legislaba sobre cuanto tenía relación con la vida de un pueblo bajo el régimen socialista comunista», siendo celebradas estas Cortes durante nueve días en la tercera decena de abril, segunda de agosto y tercera de diciembre.[8]

Para algunos autores, las fiestas celebradas en honor a la virgen de Candelaria durante el mes de agosto en la villa homónima son una reminiscencia sincretizada de las antiguas fiestas del beñesmer aborigen.[1]

El Beñesmen en la actualidadEditar

Modernamente diversos colectivos realizan actos culturales bajo el nombre de Beñesmer. En el municipio de San Juan de la Rambla se celebró en 2008 el I Beñesmen, una fiesta popular basada en esta antigua costumbre que pretende acercar las tradiciones canarias a niños y jóvenes.[9][10]

En el municipio de San Cristóbal de La Laguna el primer sábado del mes de diciembre, se otorgan las Distinciones Beñesmer, acto organizado y patrocinado por la Asociación Cultural Antiguos Orfeonistas La Laguna con las que se pretende reconocer la labor realizada desde la humildad y honestidad con perpetuidad en el tiempo y que eso haya servido para realzar el buen nombre del municipio. Actualmente se entregan cuatro modalidades: Individual, Deporte, Cultura y Empresa.

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. a b Álvarez Delgado, Juan (1949). Sistema de Numeración Norteafricano. A. Numerales Canarios.- B. Sistema Numeral Norteafricano: Caracteres. Estudio de lingüística comparada sobre el sistema de numeración y cómputo de los aborígenes de Canarias. Madrid: Instituto Antonio de Nebrija (CSIC). 
  2. Reyes García, Ignacio (2011). Diccionario Ínsuloamaziq. Santa Cruz de Tenerife: Fondo de Cultura Ínsuloamaziq. ISBN 978-84-615-0960-7. 
  3. Wölfel, Dominik Josef (1965). Monumenta Linguae Canariae. Die Kanarischen Sprachdenkmäler. Eine Studie Zur Vor- und Frühgeschichte Weißafrikas [Monumenta Linguae Canariae. Los monumentos del habla canaria. Un estudio sobre la prehistoria y la historia del África Blanca] (en alemán). Graz: Akademische Druc. 
  4. Abréu Galindo, Juan de (1848) [1632]. Historia de la conquista de las siete islas de Gran Canaria. Santa Cruz de Tenerife: Imprenta, Litografía y Librería Isleña. 
  5. Torriani, Leonardo (1959) [1590]. Descripción e historia del reino de las Islas Canarias: antes Afortunadas, con el parecer de sus fortificaciones. Santa Cruz de Tenerife: Goya Ediciones. 
  6. Espinosa, Alonso de (1952) [1594]. Historia de Nuestra Señora de Candelaria. Santa Cruz de Tenerife: Goya Ediciones. 
  7. Arias Marín de Cubas, Tomás (1986) [1687]. Ángel de Juan Casañas; María Régulo Rodríguez, eds. Historia de las siete islas de Canaria. Las Palmas de Gran Canaria: Real Sociedad Económica de Amigos del País. ISBN 84-398-7275-5. 
  8. Bethencourt Alfonso, Juan (1992). Historia del Pueblo Guanche: Etnografía y organización socio-política (2ª edición). San Cristóbal de La Laguna: Francisco Lemus Editor. ISBN 84-879-7300-0. 
  9. «Folklores y principales fiestas». Gran Enciclopedia Virtual de las Islas Canarias GEVIC. 
  10. «El primer Beñesmen acercará las tradiciones canarias a niños y jóvenes». El Día (Leoncio Rodríguez). 7 de mayo de 2008.