Fray Benito Marín, nacido Juan Manuel Marín Ximénez, (Calahorra, La Rioja, 24 de enero de 1694 - Jaén, 10 de agosto de 1769) fue un monje benedictino español, obispo de Barbastro y Jaén.

Fray Benito Marín
Predecesor Francisco del Castillo y Veintimiglia
Sucesor Antonio Gómez de la Torre y Jarabeitia

Título Obispo de Jaén
Otros títulos Obispo de Barbastro
Información religiosa
Ordenación episcopal 29 de enero de 1748 por Gaspar José Vázquez Tablada, arzobispo de Oviedo
Información personal
Nombre Fray Benito Marín
Nacimiento 24 de enero de 1694 en Calahorra, La Rioja, España
Fallecimiento 10 de agosto de 1769 en Jaén, España
Profesión Profesor de Teología
Alma máter Universidad de Salamanca
Escudo Palacio Episcopal.jpg
Escudo de Fray Benito Marín

VidaEditar

Fraile benedictinoEditar

Se inicia en la orden en el monasterio benedictino de San Salvador de Villanueva de Lorenzana, en la diócesis de Mondoñedo, Lugo. Toma los hábitos el 29 de septiembre de 1708 de manos del abad Fr. Benito Martínez, con el nombre de Benito.

Fue profesor de Teología en la Universidad de Salamanca y Abad del Colegio de San Vicente de la misma ciudad. Fue también Abad en el Monasterio benedictino de Montserrat en Madrid.

Obispo de Barbastro-MonzónEditar

En 1747 fue propuesto a Obispo de Barbastro-Monzón por Fernando VI, confirmado el 29 de enero de 1748 por el Papa Benedicto XIV. No permaneció mucho tiempo en la diócesis porque el 19 de enero de 1748 el rey le nombró presidente de la Real Junta de Única Contribución.

Obispo de JaénEditar

En 1750 fue nombrado Obispo de Jaén, a petición del propio Rey, aunque durante algunos años siguió residiendo en Madrid por las ocupaciones del cargo real en la Junta. En la Catedral de Jaén construyó la capilla de San Benito con un grandísimo retablo barroco, obra de Duque Cornejo. También inicia, en 1764, las obras del Sagrario de la Catedral, dirigiendo las obras el arquitecto Ventura Rodríguez. Además, costeó las obras de la capilla de la Virgen de la Capilla, patrona de Jaén, en la iglesia de San Ildefonso, de Jaén, adornándola con un buen órgano, una campana y los retablos barrocos de San Antonio Abad y del Descenso de la Virgen. Asimismo dotó y financió la reforma del Santuario del Santísimo Cristo de Chircales, en Valdepeñas de Jaén con los retablos de San Miguel y Santa Gertrudis, donde todavía hoy campean sus armas episcopales. En 1753 funda el Hospital General de Jaén, donde se mantenían 600 pobres.

Su escudo de armas se puede ver en el Palacio Episcopal del siglo XVI, flanqueando la fachada principal del monumento. Murió el 10 de agosto de 1769 y fue enterrado en la capilla de San Benito de la catedral, bajo una lápida de mármol de varios colores.



Predecesor:
Francisco Antonio Bustamante Jiménez
Obispo de Barbastro
1748 - 1750
Sucesor:
Juan Ladrón de Guevara
Predecesor:
Francisco del Castillo y Veintimiglia
Obispo de Jaén
1750 - 1769
Sucesor:
Antonio Gómez de la Torre y Jarabeitia

BibliografíaEditar

Enlaces externosEditar