Bioarqueología

estudio de los restos biológicos hallados en sitios arqueológicos

Bioarqueología, también conocida como Osteoarqueología es una sub-especialidad de la Antropología física cuya meta es estudiar poblaciones humanas del pasado por medio del análisis de los restos óseos provenientes de sitios arqueológicos. Esta sub-disciplina combina métodos y teorías provenientes de la Antropología cultural y Arqueología. A pesar de que los conceptos de la bioarqueología hayan sido previamente empleados en muchos países de Europa bajo el nombre de Zooarqueologia, el término usado actualmente fue propuesto por Jane Buikstra en el año 1977[1]​ y continúa teniendo preferencia en países como los E.E.U.U., España, Perú y Argentina, pero éste varía regionalmente.

Indicadores no específicos de estrésEditar

Indicadores dentales de estrésEditar

Aunque la genética determina la formación y calcificación de los dientes, el medioambiente puede llegar a interrumpir el proceso, dejando marcas visibles que pueden ser utilizadas por los investigadores para estudiar el estado de salud del individuo.[2]​ Asimismo, los dientes no poseen la capacidad de regeneración o reconstitución como los huesos; convirtiéndose en el mejor criterio para estudiar los primeros años de vida.

Líneas de hipoplasia de esmalteEditar

La apariencia física de este indicador se presenta como líneas horizontales visibles en la superficie de los dientes.[3]​ La presencia del mismo se debe a la interrupción del desarrollo dentario, resultando en déficit de esmalte. Las causas principales de líneas de hipoplasia son la mala nutrición y enfermedad. La visibilidad de las mismas pueden ser micro o macroscópicas, dependiendo de la duración y severidad de la causa. Cuando la hipoplasia es macroscópica, las líneas y suncos entre ellas son medidos para estimar por cuánto tiempo el organismo estuvo bajo estrés.[4]

Indicadores de estrés óseosEditar

Hiperostosis porótica o «cribra orbitalia»Editar

Esta patología se considera estar directamente relacionada a la dieta del individuo, especialmente con la deficiencia de hierro, pero la relación entre sí todavía está siendo estudiado por muchos. Normalmente se manifiesta dentro de la cavidad orbitar y el hueso parietal del cráneo con la apariencia de poros, como lo indica su nombre.[5]

Las líneas de HarrisEditar

Así como las líneas de hipoplasia de esmalte, las líneas de Harris indican la detención de crecimiento, pero del hueso. Las posibles causas están relacionadas normalmente con períodos de estrés en la infancia como malnutrición, infección, o algún evento traumático; éstas crean la manifestación de estrías o rayas en los huesos afectados.[6]

Análisis de cabelloEditar

Aunque los cabellos o pelos raramente son hallados en el registro arqueológico, cuando éstos están disponibles, pueden llegar a informar sobre períodos de estrés sufridos por la persona mediante el análisis de los niveles de cortisol registrados en el pelo y en el cuero cabelludo.[7]

Análisis MortuarioEditar

TafonomíaEditar

Análisis de isótopos establesEditar

Esta técnica permite a los bioarqueólogos examinar la dieta y por ende el estado de salud de poblaciones pasadas. Mediante el análisis de los isótopos estables de carbono y nitrógeno encontrados en el colágeno de los restos óseos, se puede determinar no sólo la composición de la dieta ya sea rica en carbohidratos o proteína; en el caso del último, si es marítimo o terrestre en origen. Los isótopos de nitrógeno (14N y 15N) ayudan a diferenciar entre la proteína proveniente de un animal terrestre o acuático, como también permiten comparar legumbres contra no legumbres. Asimismo, los isótopos de carbono (13C y 12C), proporciona datos correspondientes al tipo de plantas consumidas en vida por la persona[8]

Otros isótopos estables empleados de este modo son estroncio y oxígeno. El análisis de los mismos provee resultados relacionados con movimientos migratorios cuando la persona se encontraba con vida. Los elementos oxígeno y estroncio entran a el cuerpo por medio del consumo de alimentos y agua creando una especie de "marca" o "firma" que puede ser accedida en el laboratorio. Estas firmas corresponden con regiones específicas del mundo, permitiendo el análisis y comparación de los valores numéricos. El análisis de los niveles de estroncio y oxígeno ayuda a monitorizar si la persona en cuestión es inmigrante de cierta locación o no.[9]

ReferenciasEditar

  1. Biocultural dimensions of archeological study: a regional perspective.
  2. http://www.scielo.org.co/pdf/antpo/n3/n3a12.pdf
  3. Mays, Simon. The Archaeology of Human Bones. 1998. Second ed. New York: Routledge, 2010. 2010.
  4. http://ejournals.ebsco.com/Direct.asp?AccessToken=2931L9F8SMXYB31HBSXA9SBWAWFM819FY1&Show=Object
  5. http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1002/ajpa.21031/epdf
  6. Suter, S., Harders, M., Papageorgopoulou, C., Kuhn, G., Székely, G., and Rühli, F. J. (2008) Technical note: Standardized and semiautomated Harris lines detection. American Journal of Physical Anthropology 137:362–366
  7. Emily Webba, Steven Thomsonb, Andrew Nelsona, Christine Whitea, Gideon Korenb, Michael Riederb, Stan Van Uum: Assessing individual systemic stress through cortisol analysis of archaeological hair. Journal of Archaeological Science. Volume 37, Issue 4, April 2010, Pages 807–812
  8. Longinelli A. (1984). “Oxygen isotopes in mammal bone phosphate: a new tool for paleohydrological and paleoclimatological research?” Geochimica et Cosmochimica Acta 48(2):385-390.
  9. Montgomery J. (2002). “Lead and strontium isotope compositions of human dental tissues as an indicator of ancient exposure and population dynamics.” PhD dissertation, University of Bradford.