Bolo alimenticio

los alimentos que ingerimos

El bolo alimenticio es el resultado de la trituración del alimento por los molares mediante el proceso de masticación, al que se añade la salivación, o mezcla con la saliva, la cual inicia la degradación de los glúcidos presentes en el alimento. El objetivo de este proceso es aumentar la relación superficie-volumen de las partículas alimenticias, y así facilitar la acción de las enzimas digestivas sobre estas.

Proceso de desplazamiento del bolo hacia el estómagoEditar

El bolo alimenticio, una vez dentro de la boca, es empujado por la lengua contra el paladar y luego hacia la faringe. El bolo es deglutido de una sola vez, hecho que es realizado de manera consciente y voluntaria.

Después se suceden diversas acciones automáticas (reflejos): las paredes del esófago se contraen y propulsan el alimento hacia el estómago, mientras que el velo del paladar se eleva evitando que el bolo alimenticio pase a las fosas nasales. La epiglotis, por su parte, es un cartílago que actúa como válvula, y tapona la laringe para que el bolo no entre en las vías respiratorias.

Propulsión del bolo mediante contracción y distensión de la peristalsis. Reconstrucción 3D de Esófago. Evolución temporal del movimiento del bolo.

Ya en el esófago, una serie de contracciones musculares secuenciales de las paredes del órgano, llamadas movimiento peristáltico, hacen que el alimento descienda finalmente hasta el estómago, pasando a través del cardias.
La peristalsis fue descrita por Bayless y Starling hace 120 años, cuando descubrieron que el proceso de inhibición/relajación inicial, seguido de excitación/contracción son las características distintivas del peristaltismo.[1]

Una vez en el estómago, el bolo entra en contacto con los jugos gástricos, compuestos por agua, ácido clorhídrico, rennina (ácido que degrada la leche), mucina y pepsina. Al cabo de 1 a 5 horas, el factor intrínseco junto con los movimientos peristálticos convierten el bolo en un líquido llamado quimo. Luego las ondas de contracción empujan el quimo hacia el píloro, donde entra dentro del intestino delgado.[2]

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. Muta K.; Mittal RK.; Zifan A. (2022). «Rhythmic contraction but arrhythmic distension of esophageal peristaltic reflex in patients with dysphagia.». PLoS ONE 17 (1): e0262948. doi:10.1371/journal.pone.0262948. Consultado el 11 de febrero de 2022. 
  2. Queralt Gil, Joan. Aparell digestiu: Obtenir energia i matèria (PDF) (en catalán). p. 9. Consultado el 27 de abril de 2014. 

BibliografíaEditar

Enlaces externosEditar