Bonifacio de Saboya

Bonifacio de Saboya (121718 de julio de 1270[1]​) fue prior de Nantua, obispo de Belley y arzobispo de Canterbury.

Bonifacio de Saboya

Litografía de 1839
Información personal
Nacimiento 1207 Ver y modificar los datos en Wikidata
Sainte-Hélène-du-Lac (Francia) Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento 18 de julio de 1270jul. Ver y modificar los datos en Wikidata
Château de Sainte-Hélène-sur-Isère (Francia) Ver y modificar los datos en Wikidata
Sepultura Abadía de Hautecombe Ver y modificar los datos en Wikidata
Religión Iglesia católica Ver y modificar los datos en Wikidata
Familia
Padres Tomás I de Saboya Ver y modificar los datos en Wikidata
Margarita de Ginebra Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Ocupación Sacerdote católico y obispo católico (desde 1245juliano) Ver y modificar los datos en Wikidata
Cargos ocupados Arzobispo católico de Canterbury (desde 1243juliano, hasta 1270juliano) Ver y modificar los datos en Wikidata
Información religiosa
Festividad 4 de julio Ver y modificar los datos en Wikidata
Venerado en Iglesia católica
Orden religiosa Orden de los Cartujos Ver y modificar los datos en Wikidata

Bonifacio y su hermano mayor, el conde Amadeo IV de Saboya eran hijos de Tomás I de Saboya, conde de Saboya, y Margarita de Ginebra. No debe ser confundido con Bonifacio, Conde de Saboya, el hijo de Amadeo IV.

Bonifacio era prior de Nantua (1232-1253). Entonces fue preconizado obispo de Belley (1232-1243) en Borgoña y, en 1241, con la influencia de su sobrina, la reina Leonor de Provenza, esposa de Enrique III de Inglaterra, fue nombrado para encargarse de la archidiócesis de Canterbury.[1]​ Bonifacio, sin embargo, no fue a Inglaterra hasta 1244 y formó parte, en el año siguiente (1245), del Concilio de Lyon I. Allí, fue consagrado por Inocencio IV pero fue solamente en 1249 cuando volvió a Inglaterra y fue entronizado en Canterbury.[2]

Durante la Segunda Guerra de los Barones, Bonifacio empezó posicionándose a favor de la causa de los obispos ingleses contra las exigencias del Papa y del rey, pero poco a poco se aproximó a las posturas del rey. En 1262, se retiró a Francia, en donde se unió al legado papal en la excomulgación a los barones. Con el triunfo del Rey en 1265, volvió a Inglaterra.

Bonifacio fue llamado por el papa Urbano IV para reparar o reconstruir los edificios en Lambeth. La actual capilla inglesa del palacio es fruto de su trabajo. Murió en 1270, durante una visita a su tierra natal.

Es venerado como beato por la Iglesia católica, que le recuerda el 13 de marzo.

Referencias editar

  1. a b Fryde, et al. Handbook of British Chronology p. 233
  2. Greenway Fasti Ecclesiae Anglicanae 1066–1300: Volume 2: Monastic Cathedrals (Northern and Southern Provinces): Canterbury: Archbishops

Enlaces externos editar