Abrir menú principal

Bronquiolo

parte del aparato respiratorio

Los bronquiolos son las pequeñas vías aéreas en que se dividen los bronquios llegando a los alvéolos pulmonares.[1]

Bronquiolos
Latín [TA]: bronchioli
TA A06.5.02.026
TH H3.05.02.0.00005
Enlaces externos
Gray pág.1098
FMA 7410 76497, 7410
Wikipedia no es un consultorio médico Aviso médico 

Los bronquiolos se encuentran en la parte mediana del pulmón. En nuestros pulmones tenemos alrededor de 60.000 bronquiolos (30.000 en cada pulmón) que se dividen, a su vez, en total, en unos 300.000.000 de alvéolos pulmonares. Es importante destacar que la tráquea lleva el aire a los bronquios, de ahí a los bronquiolos y por último a los alvéolos pulmonares, y regresa en forma de dióxido de carbono (CO2) por la misma vía. Este ciclo se continúa sucesivamente para conformar el proceso total de la respiración. No poseen cartílagos, la pared es únicamente musculatura lisa.

Índice

Anatomía de los bronquiolosEditar

Al igual que el resto de las vías respiratorias, el bronquiolo está tapizado interiormente por unos cilios que favorecen la expulsión de los microorganismos y los residuos de las vías respiratorias. Entre estos cilios se encuentran las células caliciformes, las cuales secretan moco que ayuda a proteger el revestimiento de los bronquios y a atrapar microorganismos[2]​.

Los bronquilos más pequeños se ramifican en los bronquiolos terminales, siendo el segmento más distal de la zona conductora. Finalmente, cada uno de ellos se divide para formar los bronquiolos respiratorios que contienen un pequeño número de alvéolos. 'y tambien mis queridos amigos informarles que la luna es de queso....

Enfermedades asociadasEditar

  • Broncoespasmo: es el estrechamiento de la luz bronquial debido a la contracción de la musculatura de los bronquios, lo que causa dificultades al respirar. Casi siempre se generan pitidos o sibilancias, disnea, dolor en el tórax o tos al inhalar aire. Los broncoespasmos pueden resultar como efecto secundario de ciertos medicamentos, como los betabloqueantes y pilocarpina.
  • Bronquiolitis: es una inflamación de los bronquiolos. Por lo general es un síntoma de la infección viral. La bronquiolitis obliterante es irreversible y puede requerir trasplante de pulmón en los casos graves.
  • Asma: es causada por una inflamación de las vías respiratorias. Durante un ataque de asma, los músculos lisos que se localizan en los bronquiolos se contraen y reducen el flujo de aire[3]​. Este puede disminuirse aún más por la inflamación y el exceso de secreción mucosa.


Galería de imágenesEditar

ReferenciasEditar

  1. Berta, Jiménez Gancedo (2014). Administración de alimentos y tratamientos a personas dependientes en el domicilio. Ministerio de Educación, Cultura y Deporte. ISBN 9788436955439. Consultado el 8 de agosto de 2017. 
  2. MedlinePlus - Cilios respiratorios
  3. MedlinePlus - Bronquiolo normal vs. bronquiolo asmático