Código basado en prestaciones

En construcción, se le denomina código basado en prestaciones a aquel código o normativa que para ser cumplido obliga a que la construcción cumpla con unas determinadas prestaciones, independientemente de las técnicas que se hayan utilizado para cumplirlas. Esto facilita la innovación y el uso de nuevas técnicas, ya que permiten su uso aunque no existieran cuando se redactó la norma, siempre que el resultado que proporcionen las nuevas técnicas sea el adecuado.[1]​ Las nuevas normativas en construcción tienden a basarse en prestaciones.[2]

Se distingue así de los códigos prescriptivos, en los que las técnicas utilizadas en construcción tienen que ser aquellas que indica la norma, y por lo tanto no es posible utilizar técnicas desarrolladas posteriormente.

Un ejemplo de código basado en prestaciones es el Código Técnico de la Edificación.

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar