Caballo Don

En los siglos XVIII y XIX los criadores rusos de la región del Don emprendieron la tarea de dar nacimiento a una raza de caballos destinados a las labores bélicas. Naturalmente que el nombre de esta raza evoca de inmediato a los célebres Cosacos del Don. Sin embargo el verdadero origen de esta raza de caballos debe buscarse en las estepas donde vivían las tribus nómadas mongoles.

Caballo don
Donchak 2.jpg
Es un caballo rústico, seco, valiente y muy resistente por las cualidades que la dura existencia en las estepas desérticas cubiertas de nieve en invierno le permitieron adquirir.
Región de origen Desarrollado en el Oriente Ruso
Características
Morfología El cuerpo del Don muestra una estructura masiva y su constitución es poderosa: el pecho bien desarrollado y costillares de piezas anchas y largas.
Tipo Caballo

ProcedenciaEditar

El verdadero origen del Don se remonta a los caballos de estepa de las tribus nómadas, sufriendo la influencia del Nagai mongol y el Caballo árabe persa, Turkoman horse, Karabakh . Esta raza comenzó a evolucionar a partir del siglo XVIII, finalizando tal desenvolvimiento el siglo siguiente.

Características de la razaEditar

El cuerpo del Don muestra una estructura masiva y su constitución es poderosa; el pecho bien desarrollado y costillares de piezas anchas y largas. Tiene una grupa redondeada y los cuartos traseros tienen tendencia a inclinarse, la cola es de inserción baja. La cabeza es de un perfil recto y tamaño mediano, la crín de pelo fino y sedoso, es larga pero no muy espesa.

Sin embargo, debido a sus defectos de conformación no se mueve con especial soltura y por lo tanto no es especialmente cómodo, su gran resistencia y lo económico de su mantenimiento le hacen un apreciado caballo de trabajo.

Se trata de una de las razas de caballos más dura, su rendimiento es altísimo y se sabe que puede recorrer 275 km en 24h.

TamañoEditar

La alzada ideal del Don oscila entre los 150 y 168 cm.

HistoriaEditar

En la actualidad el Don ayuda al transporte de las cosechas, al arnés y al tiro agrícola. En los comienzos del siglo XX no hubo mezclas de sangre alguna con estos poderosos caballos del Don. Cabe mencionar que esta raza y sus jinetes, los famosos cosacos, obtuvieron justa fama entre 1812 y 1814, cuando aproximadamente 60.000 cosacos ayudaron montando estos caballos a rechazar las fuerzas napoleónicas. Desde entonces los Don mejoraron con los Orlov, los pura sangre inglés y los Strelet árabes.

CapaEditar

Las capas que predominan son el alazán y el castaño, a veces con reflejos dorados.

TemperamentoEditar

El Don tiene un temperamento de Sangre Tibia. El caballo Don es un caballo tranquilo, lleno de confianza y algo independiente, moderado y uniforme.

ReferenciasEditar