Abrir menú principal

Cadencia (música)

Concepto Musical

Cadencia en música es una serie de acordes o fórmula de melodía que suele coincidir con el fin de una sección en una obra. Una cadencia es una función armónica y formal caracterizada por una progresión (o encadenamiento) de acordes que suele desembocar en el acorde de tónica o acorde base.

Índice

TiposEditar

Las diferentes cadencias se clasifican, en función de la tensión que acompaña a cada movimiento en conclusivas si generan cierto grado de estabilidad o reposo; y suspensivas, si generan inestabilidad o tensión. Dependiendo de cómo termine la posición del acorde la cadencia puede ser perfecta si la voz bajo tiene la nota fundamental del acorde; o imperfecta si termina en otra nota diferente.

Para familiarizarse con los tipos de cadencias es necesario comprender su notación. Los grados de la tonalidad serán referidos con números romanos:

I: Tónica.
II: Supertónica.
III: Mediante.
IV: Subdominante.
V: Dominante.
VI: Superdominante o submediante.
bVII: Subtónica.
VII: Sensible.

Cada grado tiene una función determinada, que genera más o menos tensión, o, más o menos resolución en las cadencias:

  • I: Tónica
  • IV: Subdominante
  • V: Dominante
  • VII: Sensible
  • VI: Tónica relativa
  • II: Subdominante relativa



El III grado es ambiguo. No podemos definirlo dentro de estas tres funciones tonales (tónica, subdominante, dominante) ya que, para empezar, no tiene similitud alguna con los grados IV ni II, por lo que no es subdominante. Y, si bien, tiene coincidencias en su composición (1º 3ra y 5ta) con el I, no genera la sensación de reposo necesaria para encasillarlo en la función de tónica. Lo mismo ocurre con el V: tiene dos coincidencias, pero no genera la tensión necesaria para ser considerado dominante. El VII es un grado un tanto especial, y no tiene función propia, ya que es el V7 sin su fundamental, por lo que se le considera dominante.

Cadencias conclusivasEditar

  • Cadencia auténtica perfecta: V - I
  • Cadencia auténtica imperfecta: V - I (con uno de esos acordes invertido y/o cuando la voz superior no resuelve al primer grado)
  • Cadencia plagal: IV - I

Cadencia AuténticaEditar

Se produce por la sucesión de los grados V (dominante) a I (fundamental). Hay dos tipos de cadencia auténtica: perfecta e imperfecta. Para que una cadencia auténtica sea perfecta, el acorde tendrá que estar en posición de octava (la tónica tendrá que encontrarse en el bajo y en la voz superior) y dicho acorde no tendrá que estar desplazado, es decir, tendrá que encontrarse en un tiempo fuerte. Si el acorde de tónica no cumple uno de estos dos requisitos estaremos hablando de una cadencia imperfecta, la cual tiene un carácter muy inconcluso, dado a su grado de inestabilidad con respecto al acorde fundamental.

Cadencia PlagalEditar

La cadencia plagal enlaza un acorde de subdominante con el de tónica. Tiene sentido resolutivo, aunque no tanto como puede tenerlo la cadencia auténtica. Tiene un carácter post-cadencial, es decir, se puede utilizar para confirmar una cadencia más potente como pudiera ser una cadencia perfecta.

Cadencia PreclásicaEditar

Es la cadencia típicamente usada en el periodo preclásico, con gran carácter conclusivo. Se constituye a partir de la sucesión de los grados IV (subdominante) - V (dominante) - V (dominante octavada) - I (tónica)

Cadencia CompuestaEditar

La cadencia compuesta es la sucesión de los grados IV (subdominante), V (dominante) y I (fundamental). Existen dos tipos: la cadencia compuesta de primer orden (o de primer aspecto) y la cadencia compuesta de segundo orden (o segundo aspecto).

  • Cadencia compuesta de 1º orden: I (tónica) - IV (subdominante) - V (dominante) - I (tónica)
  • Cadencia compuesta de 2º orden: IV (subdominante) - I 6/4 (tónica en 2ª inversión; también llamado acorde cadencial 6/4, porque a diferencia del acorde de tónica, se duplica el 5º grado en lugar del 1º, y se simboliza K6/4) - V (dominante) - I (tónica)

Cadencias suspensivasEditar

Las cadencias suspensivas son aquellas en las que una obra no debe acabar, ya que no dan sentido de totalidad y cierre.

<Semicadencia> El reposo se produce en la mitad de la secuencia I-IV-V-I. En un alto porcentaje se utiliza la Semicadencia a la Dominante (reposo o parada en esa función). En menor medida, la Semicadencia a la Subdominante. Tiene un carácter suspensivo.

Cadencia imperfectaEditar

Se produce este tipo de cadencia, o bien cuando en una cadencia perfecta el acorde de tónica se produce en parte débil, o bien cuando en una cadencia perfecta uno de los acordes se presenta invertido.

Cadencia rota o deceptivaEditar

Esta se produce cuando en la cadencia perfecta se sustituye el acorde de primer grado por otro inesperado: suele ser el acorde de sexto grado, pero también puede ser, a excepción del séptimo grado, cualquier otro, siendo normalmente los acordes con función de subdominante (grados II o IV). El objetivo de esta cadencia es retardar la resolución de una frase armónica. Las cadencias deceptivas pueden ser de dos tipos: diatónicas y no diatónicas.

 
Cadencia rota (V-VI).

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

Enlaces externosEditar