Interior de un cimbre (aljibe) de un calzadizo. Al fondo, la salida del soterramiento de la zanja cimbrada.

Infraestructura hidráulica equivalente a una zanja cimbrada sobre el terreno, cubierta por un enlosamiento de mampostería o bovedillas de cerámica permeable, que se realizaba en los aluviones permeables de las márgenes fluviales, paralelamente a los cauces y a escasos metros, con dos objetivos: de servir de drenaje de las aguas altas, para evitar el anegamiento de las parcelas de cultivo próximas; y para aprovechar el sobrante de agua acumulándola en unas especies de aljibes laterales estancos (cimbres), como depósitos de regulación auxiliares.

Los calzadizos se deben a las primeras civilizaciones conocidas. En España, aún quedan ciertos vestigios remotos de la época íbera, sobre todo junto a los ríos menos caudalosos de algunos sectores de La Mancha y de Castilla La Vieja, donde se conservan todavía topónimos que hacen alusión a estas estructuras, muchos de ellos en relación a antiguas veredas y restos arqueológicos.

En la actualidad se pueden reconocer sistemas de drenaje parecidos en algunas de las zonas de vega del regadío tradicional, como en la Huerta de Murcia, y en la vega del Guadalentín, donde toman el nombre de "avenamientos".