Camilo Vitelli

Camilo Vitelli (Città di Castello, 1459 - Circello, 1496) fue un líder militar, y noble italiano. Perteneció a la familia de Vitelli, fue el hijo de Nicolás Vitelli, hermano de, Paul, Julius, Juan, Vitellozzo y Giampaolo Banglioni. Fue el marqués de Sant'Angelo de Lombardi y duque de Gravina in Puglia. Líder de gran valor, fue el primero en la historia en utilizar el Caballo de Arcabuceros durante una batalla en Lucera.[1]

Camilo Vitelli
Luca Signorelli, Ritratto di Camillo Vitelli.jpg
Información personal
Nacimiento 1459 Ver y modificar los datos en Wikidata
Città di Castello (Italia) Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento Mayo de 1496 Ver y modificar los datos en Wikidata
Circello (Italia) Ver y modificar los datos en Wikidata
Familia
Padre Niccolò Vitelli Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Ocupación Condottiero, caballero y jinete hípico Ver y modificar los datos en Wikidata
Carrera deportiva
Deporte Deporte ecuestre Ver y modificar los datos en Wikidata

Orígenes y principiosEditar

Se destacó desde 1474 en la defensa de Citta de Castello, donde su padre Nicolas era Señor, siendo sitiado por las tropas papales de Sixto IV, con demandas rivales en la ciudad, por Lorenzo Giustini.[2]​ En la noche del 11 de septiembre de 1483, Camilo, junto con sus hermanos Pablo y Juan, de emboscada en Giustini, que había acampado cerca de un pueblo de la ciudad de Deruta, Sant'Angelo di Celle, y logró escapar del ejército enemigo, que dejó tras de sí un gran botín, dirigido por los tres líderes a su padre, Nicolás.[3]

Arresto y detenciónEditar

El día de Navidad de 1483, Vitelli, al intentar entrar en una fracción de la ciudad de San Giustino, fue detenido por la milicia papal Virile Virili; el padre de Camilo, Nicolas, habiendo escuchado la noticia de la detención de su hijo, se dirigió inmediatamente a conquistar Celalba, pero tal campaña no avanzó, y el 6 de febrero de 1484 Vitelli fue llevado, junto con otros 17 compañeros al Castillo de San Angeló, en el que trata de escapar en la noche entre el 27 y 28 de febrero.[4]​ Sin embargo, durante el intento de escapar, Camilo, pot cojo no logra escapar siendo capturado de nuevo.[5]

La paz se hizo oficial el 3 de mayo de 1484, entre Sixto IV y Nicolás Vitelli, y Camilo fue puesto en libertad, y fueron puestros a sueldo de la milicia pontificia con sus hermanos, Vitellozzo y Pablo, y por lo tanto se vieron obligado a luchar en las filas de Virginio Orsini.[1]

Con el Rey de FranciaEditar

Después de importantes servicios a los Estados Pontificios, en 1494 Camillo pasa, con los hermanos Vitellozzo y Pablo, al servicio del rey de Francia, Carlos VIII , que venía a la península itálica para iniciar su guerra en Italia que tendría una duración de 1494 a 1498. Así, para el rey francés son los tres líderes en Génova , donde tienen la tarea de derrotar a la noble familia de Adorno a favor de Fregoso . Vitelli despegó desde Génova, con el ejército francés en la Batalla de Fornovo, lucho el 6 de julio en 1495, después debido a su gran capacidad, el rey le regalo un collar de oro que llevaba en ese momento, nombrándolo a su vez Caballero. En 1496 Camillo va al Reino de Nápoles, con las tropas francesas en la lucha contra el enemigo de Anjou, y persuade con Monseñor Virginio Orsini Gimel a seguirlo en esta tarea; por lo que, al tomar la Todi para ayudar Altobello y Victor de Canele contra la familia Guelph , cae en el castillo de la flor, y la quita llega a matar a todos los habitantes, incluidos los niños . Se trasladó luego a Lucera, aborda las 700 tropas alemanas que vinieron de Troya, utilizando, por primera vez en la historia, el Caballo de Arcabuceros, utilizando la táctica de Caracollos . Se puso tan de su valor por Carlos VIII el título de Marqués de San Angelo de Lombardi y el duque de Gravina in Puglia.

Luego ir con el ejército francés en el sitio de Circleville, Vitelli ordenó a los soldados que pasaran por encima de los muros de la ciudad; pero al ver que la empresa era difícil, desmontó de su caballo y muchos jinetes comenzaron a subir con valor. Pero, en la flor su juventud y fortaleza, una piedra de una mujer lo golpeó, causándole la muerte.[6]​ Michele de Silva, cardenal portugués embajador en Roma, dedicó un soneto al gran líder, comparándolo con Pirro, quien también fue muerto por una mujer.[7]

NotasEditar

  1. a b Condottieri di ventura
  2. Camillo Vitelli nell’Enciclopedia Treccani
  3. Giovanni Muzi, "Memorie Ecclesiastiche e Civili di Città di Castello", Città di Castello, 1844, v. II, p. 65
  4. Giovanni Muzi, op.cit, v. II, p. 65
  5. Pio Pagliucchi, "I Castellani del Castel S. Angelo di Roma", 1906, p. 33
  6. Piero Pieri. "Guerra e politica negli scrittori italiani", Napoli, 1955, p. 86
  7. Giulio Roscio, "Ritratti et dogii di capitani illustri, che ne secoli moderni hanno gloriosamente guerreggiato", Roma, 1646, p. 178

BibliografíaEditar

  • Giulio Roscio, "Ritratti et dogii di capitani illustri, che ne secoli moderni hanno gloriosamente guerreggiato", Roma, 1646, pag.177-178
  • Ariodante Fabretti, "Cronaca della Città di Perugia dal 1309 al 1491, Nota col nome di Diario del Graziani", 1850.