Abrir menú principal
Semáforo vandalizado en General Roca

Cannabis en Argentina es despenalizado para uso personal en pequeñas cantidades y para consumo en locales privados, por decisión del Tribunal Supremo en 2009.[1]

El consumo público es generalmente aceptado entre los adultos jóvenes. El consumo de cannabis medicinal es aceptado pero no legislado (sólo en lugares privados). Cultivar, vender y transportar grandes cantidades es ilegal y punible con las leyes actuales.[2]

El cannabis medicinal es legal en la provincia de Chubut desde el 23 de septiembre de 2016,[3]​ y en Santa Fe desde el 30 de noviembre de 2016.[4]

El 29 de marzo de 2017, el Senado aprueba el uso medicinal de la marihuana a nivel nacional con un total de 58 votos a favor y ninguno en contra.[5]​ La ley fue promulgada el 21 de septiembre de 2017.[6]

LeyesEditar

La ley 23.737, de septiembre de 1989, establece para la tenencia de estupefacientes la pena de uno a seis años de prisión y de un mes a dos años de prisión cuando, por su escasa cantidad y demás circunstancias, sugiere inequívocamente que la tenencia es para uso personal. La producción, el comercio, el transporte, la tenencia de elementos destinados a su producción y la apología del delito también se encuentran penados, aunque el cultivo de cantidades escasas para consumo personal se encuentra atenuado. Por otra parte, en los casos de tenencia simple o para consumo personal, así como el cultivo a estos fines, el juez podrá dejar en suspenso la aplicación de la pena y someterlo a una medida de seguridad "curativa por el tiempo necesario para su desintoxicación y rehabilitación" y, finalizado el mismo y en caso de ser considerado su resultado satisfactorio, se exime al imputado de la aplicación de la pena.[7]

No obstante, el 25 de agosto de 2009, la Corte Suprema de Justicia de la Nación declaró en forma unánime la inconstitucionalidad del segundo párrafo del artículo 14 de la Ley 23.737, en el denominado Fallo Arriola.[8]

ReferenciasEditar