Cebador de cinta Maynard

El cebador de cinta Maynard fue un mecanismo diseñado por Edward Maynard para permitir una recarga más rápida de los mosquetes y fusiles de avancarga.

Detalle del cebador de cinta Maynard de un fusil Springfield Modelo 1855.
Fusil con cebador de cinta Maynard, mostrando el depósito abierto.

InvenciónEditar

Imagen externa
  Diagrama del cebador de cinta Maynard.
Atención: este archivo está alojado en un sitio externo, fuera del control de la Fundación Wikimedia.

Los mosquetes y fusiles de avancarga de inicios del siglo XIX empleaban la llave de chispa, que tenía una alta tasa de fallos y un pobre desempeño en climas húmedos. En 1807, Alexander John Forsyth patentó el primer sistema con cápsula fulminante a partir de las investigaciones sobre fulminatos llevadas a cabo por Edward Charles Howard, pero las primeras llaves de percusión eficaces no estuvieron disponibles hasta la década de 1820, cuando las patentes de Forsyth caducaron.

La llave de percusión empleaba pequeñas cápsulas de cobre llenas con fulminato de mercurio. Aunque esto representó una gran mejora en la fiabilidad y el desempeño de los mosquetes y fusiles de avancarga en clima húmedo, la baja cadencia de disparo todavía era un problema. El Doctor Edward Maynard, un dentista interesado en las armas de fuego, ubicó pequeños discos de fulminato de mercurio sobre una delgada tira de papel, para después pegar otra tira de papel sobre la primera y creando así una "cinta" de fulminantes. La cinta podía ser fabricada rápidamente y a bajo costo, ya que el papel era mucho más barato que el cobre. Maynard también desarrolló un mecanismo de alimentación automático que movería la cinta cuando el martillo del mosquete o fusil era armado. El martillo no solo detonaba el fulminante, sino que también cortaba el papel, retirando la porción usada de la cinta de fulminantes.

Recepción inicialEditar

Imagen externa
  "Ilustración de la llave de un fusil Modelo 1855. La pequeña placa con el águila es la cubierta del cebador de cinta Maynard".
Atención: este archivo está alojado en un sitio externo, fuera del control de la Fundación Wikimedia.

El nuevo sistema de Maynard todavía requería que la pólvora y la bala Minié fuesen cargadas convencionalmente en el cañón del fusil, pero la cinta del sistema significaba que la cápsula fulminante ya no era puesta manualmente en la chimenea de la llave de percusión. Esto le ahorraba al soldado un paso del proceso de recarga, incrementando así su cadencia de disparo.

El Comité de Armamento inicialmente tuvo dudas sobre el diseño, pero el Secretario de Guerra Jefferson Davis, futuro presidente de los Estados Confederados de América, mostró tal entusiasmo por éste que fue instalado en el fusil de avancarga Springfield Modelo 1855.

Desempeño en combateEditar

El cebador de cinta Maynard funcionaba bien en condiciones controladas, pero demostró ser poco fiable en combate.[cita requerida] El mecanismo demostró ser delicado y se atascaba fácilmente con lodo y restos de cinta. La cinta de fulminantes fue publicitada como impermeable, pero la humedad solía ser su mayor problema. Las cintas de papel eran susceptibles ante el clima adverso e incluso la humedad. En los fusiles posteriores, como el Springfield Modelo 1861, el Departamento de Armamento descartó el sistema Maynard y volvió a emplear la llave de percusión. El Modelo 1855 fue diseñado para emplear tanto el sistema Maynard como cápsulas de percusión estándar, por lo que seguía funcionando a pesar de los problemas del sistema Maynard.[cita requerida]

Las variaciones del cebador de cinta Maynard todavía se emplean hoy en las modernas pistolas de fulminante.

ReferenciasEditar

  • Pauly, Roger (2004). Firearms: The Life Story of a Technology. Greenwood Publishing Group. ISBN 978-0-313-32796-4
  • Coggins, Jack (2004). Arms and Equipment of the Civil War. Courier Dover Publications. ISBN 978-0-486-43395-0