El yacimiento arqueológico correspondiente a la ciudad fenicia del Cerro del Villar está situado en la desembocadura del río Guadalhorce en el término municipal de Málaga (España).

Cerro del Villar
Cerro del Villar.jpg
Localización geográfica/administrativa
Área(s) protegida(s) BIC (9 de junio de 1998)[1]
Situación
País(es) Flag of Spain.svg España
División(es) Flag of Andalucía.svg Andalucía
Subdivisión(es) Flag Málaga Province.svg Málaga
Municipio(s) Flag of Málaga, Spain.svg Málaga
Historia del sitio
Uso original ciudad
Época(s) siglo IX a. C.
Cultura fenicia
Eventos históricos
Abandono o destrucción Siglo I a.C.
Hallazgos y descubrimiento
----
Descubrimiento años 1960
Excavación(es) 1987-2003
Arqueólogo(s) María Eugenia Aubet (2003)
Gestión
Propietario(s) Ayuntamiento de Málaga
Acceso público cerrado
[editar datos en Wikidata]

Índice

HistoriaEditar

El yacimiento fue descubierto en los años 60 y ha sido objeto de excavaciones arqueológicas desde 1987. Los trabajos han puesto al descubierto una ciudad fenicia de grandes proporciones situada en una antigua isla en el delta del río Guadalhorce.

La ciudad fenicia, fundada en el siglo IX a. C.[2] y abandonada posiblemente en el año 584 a. C.[3] según la tesis de Enrique del Pino, apoyada por Juan Manuel Muñoz Gambero, descubridor del yacimiento del Cerro del Villar. Más tarde, a raíz de las violentas inundaciones provocadas por la intensa desforestación llevada a cabo en el territorio, como consecuencia de la transformación del bosque en zona de cultivo y la utilización de grandes cantidades de madera como combustible para la producción de cerámica y de metales, así como para la construcción naval y urbanística.

Las excavaciones arqueológicas han revelado que se trata de un asentamiento fenicio, con una trama urbana compleja, con una estructura formada por grandes viviendas, con calles porticadas con posibles áreas de mercado, restos de edificaciones portuarias, una posible muralla y un cinturón industrial. Todos ellos rasgos urbanísticos más propios de una ciudad que de una simple colonia.

El buen estado de conservación de los restos arquitectónicos y urbanísticos de la ciudad, no sólo en lo que se refiere a elementos constructivos, sino también a enseres domésticos, constituye un aporte de información de gran valor para la reconstrucción de la vida diaria de la ciudad.

No se han producido nuevas excavaciones desde el año 2003, las cuales fueron dirigidas por María Eugenia Aubet.[4]

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

Enlaces externosEditar