Charreteras (sello)

Charreteras (en francés, Épaulettes, en neerlandés, Epauletten) es el nombre coloquial de la primera serie de sellos emitidos por Bélgica. Los sellos, que representaban al rey Leopoldo I y sus prominentes charreteras de las cuales deriva el nombre de la estampilla, se hicieron legalmente utilizables el 1 de julio de 1849. Fueron introducidos como resultado de una serie de reformas al sistema postal en Bélgica, basadas en el éxito de reformas británicas análogas realizadas en 1840. Se emitieron simultáneamente dos denominaciones con el mismo diseño: una marrón de 10 céntimos y una azul de 20 céntimos. Los sellos permitieron que los costos postales fueran pagados por adelantado por el remitente, en lugar del receptor, lo cual condujo a un fuerte incremento en el volumen de correo. Aunque fue rápidamente reemplazado por nuevos diseños, las charreteras demostraron ser extremadamente influyentes y desde entonces han inspirado a varias series de estampillas conmemorativas.

Charreteras
Épaulettes
Epaulette 10c.jpg
País Bandera de Bélgica Bélgica
Diseño rey Leopoldo I
Diseñador Charles Baugniet
Grabador John Henry Robinson
Fecha de emisión 1849
Dimensiones 18 mm × 24 mm
Valor nominal 10 y 20 céntimos
Dentado Ninguno
Importancia Primer sello belga
Número de catálogo Scott N.º 1

HistoriaEditar

El gobierno belga, inspirado en el ejemplo del sistema postal británico, el cual emitió su primer sello en 1840 (el Penny Black), impulsó la inauguración de un equivalente local. Según el sistema entonces existente, los gastos de envío eran pagados por el receptor en lugar del remitente, lo que desanimaba a las personas tanto a recibir como a enviar cartas.[1]​ La idea de los sellos postales, que permitiría al remitente pagar por adelantado, fue sancionada oficialmente por Leopoldo I en la Loi apportant des modifications au régime des postes ("Ley para enmendar el sistema postal") del 24 de diciembre de 1847, mientras que el radical liberal y futuro primer ministro, Walthère Frère-Orban, se desempeñaba como Ministro de Obras Públicas.[2]​ El debate sobre la reforma postal en Bélgica se produjo al mismo tiempo que la reforma postal generalizada, influenciada por el ejemplo británico, en Francia, Baviera y otros lugares.[1]

ReferenciasEditar

  1. a b Le Soir, 1999.
  2. Moens, 1880, pp. 27–9.

BibliografíaEditar

Enlaces externosEditar