Abrir menú principal

La cistitis eosinofílica(CE), es una patología rara y poco conocida que afecta a la vejiga y se caracteriza por un infiltrado inflamatorio predominantemente de eosinófilos.[1]

CausasEditar

La causa exacta de esta enfermedad no se conoce del todo pero se puede deber a una reacción antígeno-anticuerpo que a su vez activan la producción de eosinófilos. Las causas puden dividirse en varios grupos: inducidas por fármacos, infecciones parasitarias, infecciones bacterianas, fenómenos autoinmunes y otras.[2]

Inducida por fármacosEditar

Infecciones parasitariasEditar

Infecciones bacterianasEditar

AutoinmunitariasEditar

OtrasEditar

Cuadro clínicoEditar

Las manifestaciones comunes en pacientes con cistitis eosinofílica son: disuria, hematuria, frecuencia urinaria y dolor suprapúbico. Existen otros signos y síntomas que son menos frecuentes como nicturia, enuresis, neumaturia, retención urinaria y tenesmo vesical. Debido a que esta patología se comporta muy similar a una infección del tracto urinario(ITU), puede que la cistitis eosinofílica sea diagnosticada muchas veces como una infección del tracto urinario. Los síntomas gastrointestinales como vómito o diarrea son raros de observar en estos pacientes. Alrededor de un 30% de los pacientes cursa con eosinofilia periférica y pueden tener los niveles séricos de IgE e IgA elevados.

DiagnósticoEditar

Para llegar a un diagnóstico efectivo se pueden realizar diversos tipos de estudios sin embargo el método de elección y más preciso es la biopsia de vejiga. Depende del estudio que se realice así van a ser los hallazgos que veamos:

  • Cistoscopia: Se puede encontrar la mucosa vesical edematosa, necrótica o ulcerada.
  • Examen de orina: Proteinuria, hematuria microscópica.
  • Examen de sangre: Eosinofilia.
  • Estudios de imagen: Se puede realizar una tomografía computarizada (TAC) o resonancia magnética(RM) y se puede observar la pared de la vejiga engrosada imitando un tumor de vejiga.
  • Biopsia de vejiga: Mediante el estudio histopatológico se va a encontrar un infiltrado inflamatorio principalmente de eosinófilos.

TratamientoEditar

Si el tratamiento médico no funciona se puede optar por procedimientos quirúrgicos como cistectomía parcial o cistectomía radical la cual es la que se prefiere para evitar las recidivas[5]

ReferenciasEditar

  1. Ahmed Saadi, Abderrazak Bouzouita, Haroun Ayed, Walid Kerkeni, Mohamed Cherif, Riadh M. Ben Slama, Amine Derouiche and Mohamed Chebil. (febrero, 2015). Pseudotumoral Eosinophilic Cystitis. Elsevier, 3, pp.65-67.
  2. Ozcan Kilic, Murat Akand, Murat Gul, Pinar Karabagli and Serdar Goktas. (2016, jun). Eosinophilic Cystitis: A Rare Cause of Nocturnal Enuresis in Children. Iranian red crescend medical journal, 18, p.6.
  3. P C M S Verhagen, P G J Nikkels and T P V M de Jong. (200, november 22). Eosinophilic cystitis. Archives of disease in childhood, 84, pp.344-346.
  4. Oana-Eugenia Popescu, Steve K. Landas, and Gabriel P. Haas (2009) The Spectrum of Eosinophilic Cystitis in Males: Case Series and Literature Review. Archives of Pathology & Laboratory Medicine: February 2009, Vol. 133, No. 2, pp. 289-294
  5. Daniel Chia. (2016, may 6). Eosinophilic cystitis and haematuria: Case report of a rare disease and common presentation. Elsevier, 24, pp.43-45.

BibliografíaEditar

  • Ozcan Kilic, Murat Akand, Murat Gul, Pinar Karabagli and Serdar Goktas. (2016, jun). Eosinophilic Cystitis: A Rare Cause of Nocturnal Enuresis in Children. Iranian red crescend medical journal, 18, p.6.

Véase tambiénEditar