Claudia Quinta

vestal romana del siglo III a. C.

Claudia Quinta fue una matrona romana del siglo III a. C.

Claudia Quinta
Claudia Quinta by Neroccio de' Landi.jpg
Claudia Quinta representada en una pintura de
Neroccio de' Landi (ca. 1490) conservada en la
Galería Nacional de Arte, de la ciudad de Washington.
Información personal
Nacimiento Siglo III a. C. Ver y modificar los datos en Wikidata
Antigua Roma Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento Siglo II a. C.juliano Ver y modificar los datos en Wikidata
valor desconocido Ver y modificar los datos en Wikidata
Familia
Padres Publio Claudio Pulcro Ver y modificar los datos en Wikidata
valor desconocido Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Ocupación Vestal Ver y modificar los datos en Wikidata
Claudia Quinta, vestida de virgen vestal, remolcando el barco de Cibeles. Pintura de Lambert Lombard (siglo XVI).

Llegada de Cibeles a RomaEditar

Claudia dijo haber sido la encargada de traer a la diosa Cibeles –reverenciada como la Gran Madre o Magna Mater– desde su santuario, en la zona griega de Asia Menor, a Roma en el 204 a. C., durante los últimos años de la segunda guerra púnica de Roma contra Cartago. La diosa había sido traída en respuesta a funestos prodigios: la pérdida de una cosecha y el consejo de varios oráculos.[1]​ La historiografía describe a Claudia Quinta como castissima femina (la más pura o virtuosa mujer) de Roma. Por ello, fue la escogida junto con Publio Cornelio Escipión Nasica, optimus vir (el mejor hombre) de Roma, para dar la bienvenida a la diosa. Algunos rumores acusaban a Claudia de impura; pero se disolvieron cuando el barco que llevaba el ídolo de la diosa –consistente en un aerolito– a través del río Tíber, quedó encallado en un banco de arena y, según cuentan los relatos, la diosa lo liberó como respuesta a los rezos de Claudia.[2]​ A la llegada de la diosa a Roma, le sucedió una buena cosecha y la victoria de los romanos sobre el líder cartaginés Aníbal. El reporte de la llegada de la diosa Cibeles a Roma y su transformación en Magna Mater ha sido ornamentado con el tiempo con detalles coyunturales. En honor a la diosa se celebraba cada año en Roma la fiesta de las Megalesias.[3]

Estas relatos, y el las festividades de Megalesia, se usaron para promover el culto de la diosa, los valores romanos tradicionales y el estado y reputación de las familias gobernantes de Roma. El reclutamiento de Magna Mater a la causa romana se realizó en un tiempo particularmente inestable en la historia de la ciudad; la elección de Claudia Quinta y Escipión Nasica como los mejores de su clase puede reflejar una muestra de unidad.[4]

Trascendencia de su figuraEditar

La leyenda de Claudia en particular devenía cada vez más fantasiosa y mitificada; y se divagaba sobre quiénes podrían ser considerados sus descendientes. En la era republicana, Cicerón presentó la moralidad de Claudia como ejemplo de pudicitia (virtud sexual). El emperador Claudio reivindicó a Claudia como una antepasada y puede haber promovido su culto, junto al de Magna Mater y su divino consorte Atis.[5]

La mayoría de fuentes antiguas describen a Claudia Quinta como una matrona aristocrática (una mujer casada y cabeza de su casa), quién activamente defendió el bienestar de su país, su reputación personal y la de su familia. Cicerón y otras fuentes más tardías parecen atribuir a Claudia el oficio de vestal. Algunas imágenes de la era imperial temprana y posteriores, la pintan con un traje propio de las vestales, destacándola como un dechado de moralidad y pureza religiosa. Tuvo al menos una estatua en el vestíbulo del templo de Cibeles del monte Palatino.[6]

BibliografíaEditar

  • BEARD, Mary (1994). «The Roman and the Foreign: The Cult of the 'Great Mother' in Imperial Rome (Lo romano y lo extranjero: el culto de la Magna Mater en el imperio romano)». En Nicholas Thomas; Caroline Humphrey, eds. Shamanism, History, and the State (El chamanismo, la historia y el estado) (en inglés). University of Michigan Press. pp. 164-190. 
  • GRUEN, E. S. (1996). «The advent of the Magna Mater (El advenimiento de la Magna Mater)». Studies in Greek Culture and Roman Policy (Estudios sobre la cultura griega y la política romana) (en inglés). University of California Press. 
    • Erich S. Gruen (Erich Stephen Gruen, n. 1935: clasicista e historiador estadounidense de origen austríaco.
  • LEACH, E. W. (2007). «Claudia Quinta (Pro Caelio 34) and an altar to Magna Mater (Claudia Quinta - Pro Caelio 34 - y un altar de la Magna Mater)». Dyctinna (en inglés) (4). 
  • ROLLER, L. E. (1999). In Search of God the Mother: The Cult of Anatolian Cybele (En busca de la deidad madre: el culto de la Cibeles anatolia) (en inglés). University of California Press. ISBN 0520210247. 

NotasEditar

ReferenciasEditar

  1. Beard, 1994, p. 168.
  2. BOCCACCIO: De mulieribus claris (Acerca de las mujeres ilustres) LXXVII: De Claudia Quinta muliere romana (Acerca de Claudia Quinta, mujer romana).
  3. Roller, 1999, p. 279.
  4. Gruen, 1996, p. 27.
  5. Leach, 2007, pp. 4, 5 y 16.
  6. Leach, 2007, pp. 1, 2 y 14-16.

Enlaces externosEditar