Abrir menú principal

La clepsidra de Azarquiel fue un reloj que funcionaba de manera hidráulica construido por Azarquiel en Toledo en el siglo XI.

HistoriaEditar

Azarquiel oyó hablar de un aparato de Arín, en la India, que indicaba la hora durante el día por medio de un mecanismo basado en aspas. Azarquiél construyó estanques de gran tamaño en una casa a las afueras de Toledo, a orillas del río Tajo, cerca de Puerta de los Curtidores. Las aspas del mecanismo se llenaban o se vaciaban con la la crecida o mengua de la Luna. El rey Alfonso VII quiso saber cómo funcionaba y desmontó una de las clepsidras en el año 1134, pero luego no supo volver a montarla.[1]

ReferenciasEditar

  1. Liceo Español Cervantes Roma. «Azarquiel».  (enlace roto disponible en Internet Archive; véase el historial y la última versión).