Coste directo

En economía, se llama coste directo son aquellos que se asignan de forma inequívoca y directa al objetivo del coste. Su asignación se realiza sin recurrir a criterios subjetivos de reparto. Normalmente están directamente relacionados con la obtención del producto o servicio entorno al cual gira el desempeño de la actividad.[1]​ Contrastan con el coste indirecto. En general, los costes directos tienen carácter variable y no fijo.[1]

Como ejemplo, en la fabriación de un libro, el coste del papel del que esta hecho, es un coste directo de producción del mismo. Su concepto se contrapone al de coste indirecto


ReferenciasEditar

  1. a b Gónzalez Gómez, José Ignacio (2005). «Los costes :concepto y clasificación». Contabilidad de costes y gestión. (Oviedo): 8. Consultado el 22 de octubre de 2016..