Crisis de Excélsior de 1976

La crisis de Excélsior o el golpe a Excélsior fue un proceso de censura y de ataque a la libertad de expresión contra Julio Scherer García y su equipo en la administración de ese periódico mexicano, debido a la línea crítica que el periodista encabezaba contra el gobierno del entonces presidente Luis Echeverría Álvarez.[1][2][3]

Luego de una serie de sabotajes[4]​, la salida obligada del equipo de Scherer del periódico se dio el 8 de julio de 1976, tras un plan urdido por Luis Echeverría desde la presidencia de México para simularlo un conflicto laboral, el cual fue protagonizado por Regino Díaz Redondo. Cables diplomáticos de Estados Unidos filtrados por Wikileaks décadas después confirmaron la intervención presidencial en el hecho. [5]

La salida de este grupo de periodistas, articulistas y distintos trabajadores dio origen al semanario Proceso.

ReferenciasEditar

  1. «"Los periodistas" y el golpe al Excélsior - La Hoja de Arena». La Hoja de Arena (en inglés estadounidense). 10 de julio de 2013. Consultado el 21 de febrero de 2018. 
  2. «La vigencia de la crisis de Excélsior». Letras Libres. Consultado el 21 de febrero de 2018. 
  3. «"El golpe a Excélsior provocó el nacimiento de Proceso": Scherer en 1976 - Plumas libres». Plumas libres. 7 de enero de 2015. Consultado el 21 de febrero de 2018. 
  4. Jornada, La. «El ataque a Excélsior también fue precedido por un boicot - La Jornada». www.jornada.unam.mx. Consultado el 21 de febrero de 2018. 
  5. «Echeverría decidió el destino de "Excelsior", "El Universal" y "El Sol de México": EU - Proceso». Proceso. 11 de abril de 2013. Consultado el 21 de febrero de 2018.