Cristalería Corvaya e Bazzi

Cristalería Corvaya e Bazzi es una empresa vidriera artística italiana, fundada por Carlo Bazzi, a en 1906 en Milán, en Via Tadino.[1]

Cristalería Corvaya e Bazzi
Tipo Empresa privada
Campo arte y diseño
Industria Cristalería
Género vidriero
Fundación 1906
Fundador Carlo Bazzi
Sede central Milán, Italia
presidente Carlo Bazzi
Vicepresidente Salvatore Corvaya
Productos ventanas artísticas
Propietario Carlo Bazzi
Coordenadas 45°28′51″N 9°12′32″E / 45.480808261801, 9.2089338266941

La compañía tiene algunos vitrales en la Iglesia de San Giuseppe al Policlinico[2]​ y el gran velario del mercado de cereales dentro del Palazzo Mezzanotte,[3]​ en la Pinacoteca y Biblioteca Ambrosiana, en el Banco de Italia en Via Cordusio en Milán, en el Palazzo Edison en Milán.

El pintor E. Zuccaro colabora con la firma. En la Exposición Internacional de Milán de 1906, el pabellón "Orafi e Argentieri" del arquitecto De Lazzari fue completamente decorado con las ventanas de la empresa Corvaja y Bazzi.[4]

En Milán Palazzo Edison conserva tres ventanas en el primer piso diseñadas, construidas e instaladas a mano por Carlo Bazzi en 1922, cada ventana está compuesta por 18 mil piezas de vidrio de colores que pesan 20 quintales por 550 metros cuadrados de superficie.[5]

Historia editar

El Corvaja e Bazzi Art Atelier, a principios de 1900 en Milán, gozaba de gran fama por sus vidrieras de rareza y perfección hechas en tubage o émail-tubé. En ese momento eran los únicos que las fabricaban de esta manera en Italia, y la cristalería milanesa competía con el cristal de Murano en Venecia.

Con esta técnica se realizaron trabajos extremadamente refinados con una variedad infinita en la gradación de colores, estudiados durante mucho tiempo en la búsqueda pictórica de las pinturas de Carlo Bazzi, con colores iridiscentes en función de los reflejos de la luz en las superficies de los materiales.

Giuseppe Bertini, quien sucedió a Francesco Hayez en la Academia de Brera, presentó al ya conocido artista Carlo Bazzi en el arte de la pintura de vidrieras y juntos crearon muchas obras, incluyendo los vitrales en la fachada del Duomo de Milán y los vitrales en el Museo Poldi Pezzoli. Más tarde, Carlo Bazzi abrió un taller de vidrio artístico en Milán, donde también colaboró con Giuseppe Bertini.

Técnicas editar

La técnica del émail-tubage, desarrollada en las primeras décadas del siglo XX, representa un capítulo significativo en la historia de las vidrieras artísticas. Esta técnica, ideada para mejorar el filtrado de colores en los vidrios pintados, implicaba la aplicación de un esmalte transparente sobre un fino cordón de pasta, delineando así las formas deseadas. Estas vidrieras, magistralmente creadas por los laboratorios Corvaja y Bazzi, contribuyeron a definir el panorama artístico del vidrio italiano. Carlo Bazzi, figura destacada en la historia del vidrio, jugó un papel clave en el desarrollo y aplicación de esta técnica, gracias a su amplia experiencia en la pintura y comprensión de los colores y reflejos luminosos. La innovadora técnica del émail-tube colocó a Milán en competencia con Venecia como centro de producción de vidrieras artísticas de alta calidad. Sin embargo, a pesar de su éxito, la complejidad del proceso de producción y la desaparición de la composición química exacta de la pasta hoy en día no serían factibles debido a los enormes costos que conllevaría. Hoy en día, aunque las nuevas creaciones son escasas, algunos laboratorios continúan realizando experimentos para preservar y mantener viva esta valiosa técnica artística.

La base de la creación de obras de tubage probablemente estuvo inspirada en el objetivo inicial de los primeros grandes artistas del Art Nouveau: reducir los costos de producción de un concepto de arte aplicado, haciendo que la visión del arte estuviera al alcance de todos en la vida cotidiana.

Se asume que, mediante el uso de una jeringa para extender un fino hilo de masa, se definieron los contornos y formas. Dentro de este marco, se aplicó el esmalte, de manera similar al “cloisonné” en la alta joyería, antes de cocinarlo en el horno.

Referencias editar

Bibliografía editar

  • Alessandro Debenedetti, Il vetro italiano: 1920-1940, p. 13, 1996
  • Italy. Ministero di agricoltura, industria e commercio, Le industrie artistiche italiane, Volumi 1-3, p. 112, 1909
  • Carlo Carrà, L'arte decorativa contemporanea alla prima biennale internazionale di Monza, Alpes, 1923
  • Fulvio Roiter, Guido Lopez, Art nouveau in Milan, p. 144, 1993
  • L'Architettura italiana, Volume 14, p. 28, 1911
  • Rosa Barovier Mentasti, Tra creatività e progettazione: il vetro italiano a Milano 1906-1968, 1998
  • Andrea Colombo, Milano si accende: Quando la luce elettrica illuminò i sogni degli italiani
  • Andrea Speziali, The world of Art Nouveau, p. 31, 2017
  • Il secolo 20. rivista popolare illustrata, p. 473, 1923
  • Aa. Vv., Ospedale Maggiore/Ca' Granda. Ritratti moderni, Electa, 1987, p. 31.
  • Guido Marussig, Le arti decorative nel nuovo Palazzo delle Borse di Milano, in Rassegna di Architettura, nº 3, 1932, p. 121.
  • P. Canetta, Cronologia dell'Ospedale Maggiore di Milano, Milano, 1884
  • Rossi, Rovetta, La Pinacoteca Ambrosiana, Milano, 1977
  • P. Malfatti, La Parabola Artistica dei Bertini in Duomo, in: Storia dell'Arte n. 62, 1988
  • E. Brivio, C. Pirina, la Vetrata Liberty a Milano, Milano 1990
  • R. Bossaglia, V. Terraroli, Milano Déco, Milano 1999
  • AA.VV. Il Gabinetto Dantesco del Museo Poldi Pezzoli di Milano, in: Restituzione: Quaderni di studi e restauri, Milano, 2002
  • M. Ballarini et altri, Storia dell'Ambrosiana: Il Novecento, Milano, 2002
  • R. Bossaglia, V. Terraroli, il Liberty a Milano, Milano 2003

Enlaces externos editar

  • [1] Lombardia Beni Culturali, Milan
  • [2] Lombardia Beni Culturali, Milan, Chiesa di S. Giuseppe al Policlinico, 1936
  • [3] Archivado el 1 de diciembre de 2017 en Wayback Machine. Casa Arioli (Milan), Vetrate Corvaya e Bazzi
  • [4] Vetrate Corvaya e Bazzi, Lombardia Beni Culturali