Cristiano converso

La expresión cristiano converso designa a quienes, habiendo tenido antes otras creencias religiosas, se han convertido al Cristianismo.

Índice

Cristiano nuevoEditar

Cristiano nuevo es la denominación que han recibido históricamente en España las personas convertidas al cristianismo que antes habían practicado otra religión (judaísmo o islam, en la inmensa mayoría de los casos), o sus descendientes incluso varias generaciones después de producirse la conversión original. El concepto se opone al de cristiano viejo, lo que más que entenderse como tener ascendencia cristiana «por los cuatro costados» desde tiempo inmemorial (fuera esto real o imaginario) en la práctica solía reducirse a remontarse a los padres y los cuatro abuelos.[1]

Cristiano conversoEditar

Actualmente, la denominación aplicable a quienes se convierten al Cristianismo es cristiano converso.

En numerosos países musulmanes, los cristianos conversos que antes fueron musulmanes suelen encontrar grandes dificultades para expresar públicamente su nuevo credo religioso.[2]​ De hecho, en varios de estos países los apóstatas pueden recibir graves castigos, llegando incluso en algunos casos a la pena de muerte; en otros, aunque formalmente esté aceptada la libertad religiosa, la sharia (ley islámica o musulmana) impide su aplicación[3]​ y socialmente no es tolerada.[4][5]

Incluso en los países occidentales, los cristianos conversos que antes fueron musulmanes encuentran numerosas dificultades en su entorno familiar y social para expresar su nueva fe.[6][7]

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. «La condición de cristiano viejo debía ser acreditada con siete partidas de bautismo: las correspondientes al aspirante, sus padres y sus cuatro abuelos» para el ingreso en muchas instituciones y profesiones, como en este caso en la abogacía) [1]. En burla de semejantes pretensiones, Cervantes, en el Retablo de las maravillas, añade como requisito para poder ver el inexistente artefacto, que además de cristianos viejos debían ser «nobles», entendiendo esto no como pertenecientes al estamento nobiliario, sino como de esclarecido nacimiento, o sea, de padre y madre conocido.
  2. www.mercaba.org, 23 países de mayoría islámica persiguen a los cristianos, de forma inhumana, por su religión: "La verdad es que los cristianos que viven en los países de mayoría islámica, y con fuertes impregnaciones fundamentalistas, sufren un auténtico calvario. Su profesión religiosa cristiana les supone discriminaciones serias, cuando no cárcel o la muerte. Gracias al informe presentado por la organización católica «Ayuda a la iglesia Necesitada», del que FE Y RAZÓN ofrece a sus lectores en primicia para España, podemos conocer con rigurosidad y prontitud, todos los detalles de estas violaciones de derechos humanos, que pasan, muchas veces, desapercibidas por la opinión pública mundial. Una situación patética. Un grito descarnado. La persecución, expulsión y sufrimiento de los cristianos que viven en países de mayoría islámica no parece terminar. Según confirma el «Informe 2000 sobre libertad religiosa en el mundo», confeccionado por la prestigiosa organización católica «Ayuda a la Iglesia Necesitada», al que ha tenido acceso FE Y RAZÓN, en la actualidad son 23 países islámicos los que «persiguen a los cristianos por motivos religiosos».
  3. Diario Evangélico Digital Berea, 2 febrero 2008: Amenaza internacional de Al Azhar contra musulmanes conversos que vuelvan al Cristianismo: "La principal institución sunita del mundo, Al Azhar, ha emitido una fetua (decreto jurídico) en la que pide castigar según la ley islámica a los musulmanes conversos que deseen abrazar el Cristianismo, lo que puede acarrearles en la práctica la pena de muerte. Según informa el diario independiente egipcio “Al Dostur”, ese decreto jurídico se debe aplicar a las personas que se conviertan al Islam por “motivos personales” como contraer matrimonio con una musulmana, y que, una vez casados, regresen a su antigua religión. Pese a que la fatua, no especifica el tipo de castigo y se limita a decir que debe ser según la ley islámica o “sharia”, algunos clérigos musulmanes aseguran que la pena para este caso es la ejecución."
  4. Fluvium, 3 agosto 2007, La peligrosa odisea de un cristiano converso en Egipto: Aunque, realmente, el caso de Higazi, no es el primero. "En Egipto ha habido cientos de casos de musulmanes que han decidido cambiar de fe, pero hasta ahora siempre lo habían hecho en secreto para evitar problemas. Higazi es el primero que lo ha hecho público", explica Yussef Sidhom, editor del semanario copto "Watani". Los coptos pertenecen a una antigua rama ortodoxa del cristianismo, y componen el diez por ciento de la población egipcia. "En cualquier sociedad saludable la gente se cambia de una fe a otra sin problemas", señala el editor, "pero esto es Egipto".
  5. vorzheva.blogspot.com, 12 de marzo de 2009, Egipto: el converso al Cristianismo El Gohary habla sobre el trato a los conversos: “Nuestros derechos en Egipto, como cristianos o conversos, son menos que los derechos de los animales,” continuó El-Gohary. “Nos quitan todos nuestros derechos sociales y civiles, nos privan de nuestra herencia y nos dejan para que los fundamentalistas nos maten. Nadie se molesta en investigar o preocuparse por nosotros.”
  6. Fluvium, 11 de septiembre de 2006, Cristianos venidos del Islam: Entrevista a Giorgio Paolucci, co-autor junto al periodista Camille Eid del libro «Los cristianos venidos del Islam»: "La Conferencia Episcopal Italiana ha preparado un documento, «Catecúmenos provenientes del Islam», escrito por Walther Ruspi. Hay justamente mucha cautela porque muchos de los musulmanes convertidos arriesgan la vida. Es un problema de libertad que no toca sólo a los países islámicos. Lamentablemente se está dando un problema de libertad también en un país como Italia, porque el Islam prevé sólo una religión de la que no se puede salir. Desde este punto de vista, es muy importante pedir a las comunidades musulmanas que reconozcan a sus hermanos la libertad religiosa para poderse convertir y vivir libremente."
  7. Fluvium, 18 de octubre de 2006, Musulmanes conversos: "Los cristianos no os dais cuenta del tesoro que tenéis": "Mientras los occidentales que se convierten al islam son muy conocidos, van a televisión, son presidentes de asociaciones islámicas y no tienen problemas de visibilidad, los musulmanes convertidos al cristianismo son personas que, por tomar esta decisión, se encuentran con discriminaciones y amenazas, que pierden los derechos civiles en algunos países islámicos, que corren el riesgo de la pena de muerte o son rechazados por los mismos familiares y amigos porque son acusados de apostasía", explica Paolucci en una entrevista a la agencia Zenit."

Enlaces externosEditar