Abrir menú principal
Cruz procesional. Siglo XIV.

La cruz procesional es la que se usa en las procesiones católicas. Se le llama también cruz alta.[1]

Índice

CaracterísticasEditar

Las cruces procesionales debieron ser muy usadas, al menos, desde el siglo IV. Estaban profusamente decoradas. Presidían las funciones religiosas y en otras ocasiones eran portadas por alguna persona. Antes del siglo VIII esta cruz colgaba del altar. A partir de entonces, empezó a colocarse sobre los altares o en los retablos sobre una punta o espigón inferior. En la actualidad, algunas cruces procesionales góticas conservan este espigón. La costumbre de que la cruz procesional colgase del altar continuó en algunos sitios hasta el siglo XI.[2]​ En las cruces ojivales o románicas, sus potenzas o los cuadrifolios de sus extremos solían tener pinturas o relieves de la Virgen María, San Juan Evangelista y otros santos.[2]​ A partir del siglo IX fueron frecuentes las cruces procesionales con una chapa de metal sobre un fondo de madera.[2]

Actualmente, las cruces procesionales suelen estar colocada sobre un asta en el presbiterio de las iglesias.[2]

La cruz patriarcal era llevada en un asta en alto delante algunos prelados, hasta que esta costumbre se extendió a todos los arzobispos a finales del siglo XIII.[2]

Entre las más valiosas y antiguas se encuentran: la cruz de los Ángeles, otra semejante a esta y la cruz de la Victoria que se encuentran en la catedral de Oviedo; la cruz bizantina de la iglesia de San Esteban de Bagá; la del monasterio de San Pedro de Arlanza; y, de estilo ojival, la cruz arzobispal de Toledo y la del monasterio de monasterio de San Cugat del Vallés.[2]

En las procesiones, la parroquia se representa con la cruz procesional de esta, conocida como cruz parroquial.[3]

Los templos que tienen rango de basílica cuentan con una umbela basilical. Es de color rojo y amarillo, que son los colores del Senado Romano y que fueron adoptados por el gobierno papal. Está semiabierta y solamente se abre por completo si se recibe al sumo pontífice. En la parte superior hay una esfera de metal dorado con una cruz. Todo se encuentra sobre un asta.[4]​ Este elemento es usado en las procesiones.

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. «Ciriales y cruz alta (cruz procesional)». El santuario. Artículos religiosos. Consultado el 30 de mayo de 2018. 
  2. a b c d e f Naval, 1904.
  3. María del Amor Rodríguez Miranda (2016). «La cruz procesional en Córdoba en los siglos XVI y XVII: nuevas aportaciones». Arte y patrimonio (1): 83-98.  ISSN 2530-0814
  4. «Insignias de nuestra basílica». Basílica de Illedo. Consultado el 30 de mayo de 2018. 

BibliografíaEditar