Abrir menú principal
Esquema de un neumocito tipo II en el que son visibles los cuerpos lamelares.
Cuerpos lamelares dentro del citoplasma (flechas verdes) y unidos a la membrana celular para secretar su contenido al exterior (flechas rojas).

En biología, los cuerpos lamelares, también llamados gránulos lamelares, son orgánulos secretores que se encuentran en el interior de diferentes tipos de células, principalmente en los neumocitos tipo II del pulmón y en los queratinocitos de la piel. Son estructuras con forma alargada que miden 300-400 nm de largo y 100-150 nm de ancho, son visibles mediante el microscopio electrónico. Los cuerpos lamelares de los neumocitos tipo II contienen surfactante pulmonar y se fusionan con la membrana exterior de la célula mediante un proceso de exocitosis, liberando el surfactante en el alvéolo pulmonar.[1][2]

DescripciónEditar

Los cuerpos lamelares son orgánulos intracelulares especializados y tienen la función de almacenamiento y secreción de ciertas sustancias lipídicas como el surfactante pulmonar. La secreción se realiza por un proceso de exocitosis que se inicia mediante la fusión de la membrana del orgánulo con la de la célula, lo que permite que la sustancia almacenada en el interior del cuerpo lamelar se libere al exterior. Un neumocito tipo II contiene entre 120 y 180 cuerpos lamelares que se forman y destruyen en un proceso continuado.[3]

Función en pulmónEditar

Los cuerpos lamelares de los neumocitos son muy importantes para el correcto funcionamiento del pulmón, ya que secretan el surfactante pulmonar. Los recién nacidos prematuros, no tienen máduro el tejido pulmonar, por lo que no secretan suficiente cantidad de surfactante, lo que provoca una enfermedad que se conoce con el nombre de enfermedad de la membrana hialina que cursa con insuficiencia respiratoria.[4][3]

Función en pielEditar

La piel está formada por diferentes capas celulares superpuestas. Las células del estrato espinoso y granuloso son queratinocitos que cuentan con cuerpos lamelares. Cuando los queratinocitos maduran y pasan al estrato corneo situado más superficial, se libera el contenido de los cuerpos lamelares que contienen diferentes sustancias, principalmente ácidos grasos libres y ceramidas. Estos compuestos son de gran importancia para la cohesión e hidratación de la piel, asi como el mantenimiento de su función de barrera.[5][6]

ReferenciasEditar

  1. Ishida-Yamamoto, Akemi; Kishibe, Mari (23 de marzo de 2011). «Involvement of corneodesmosome degradation and lamellar granule transportation in the desquamation process». Medical Molecular Morphology 44 (1): 1-6. PMID 21424930. doi:10.1007/s00795-010-0513-4. 
  2. Tortora and Derrickson, Gerard J. and Bryan H. (2011). Principles of anatomy and physiology (13th edición). Hoboken, N.J.: Wiley. p. 158. ISBN 978-0-470-64608-3. 
  3. a b Cuerpos lamelares para determinar la función pulmonar fetal. Autor: Ariel Iván Ruiz Parra. Tesis doctoral. Pontificia Universidad Javeriana, septiembre 2011.
  4. Mortalidad infantil. Análisis de un decenio. Autores: Rogelio León López, Bárbara Gallegos Machado, Eduardo Estévez Rodríguez y Sonia Rodríguez García. Rev Cubana Med Gen Integr 1998; 14(6):606-10.
  5. Lamellar Bodies of Human Epidermis. VV.AA. Molecular & Cellular Proteomics 7.11, 2008.
  6. Skin Barrier and Transdermal Drug Delivery. VV.AA. Medical Therapy. Consultado el 24 de septiembre de 2019.