Cultura chorrera

La cultura Chorrera o la tradición Chorrera es una cultura indígena del Formativo Tardío que floreció entre 1300 a. C. y 300 a. C. en Ecuador.[1]​ La cultura Chorrera fue una de las culturas más extendidas en el Ecuador precolombino, abarcando desde las tierras bajas del Pacífico hasta las tierras altas de los Andes, e incluso hasta el sur de Colombia.[1]

Fragmento de efigie humana de la cultura Chorrera en el Museo de los Jacobinos.

Divisiones regionalesEditar

Debido a las variaciones en la cerámica y otras culturas materiales, la cultura Chorrera se divide en variantes regionales. Estas incluyen:[2]

CerámicaEditar

 
Cántaro zoomórfico de 23 cm de alto en el Museo de Allerheiligen.


El sello distintivo de la cultura Chorrera es su tradición en la cerámica, que presenta la efigie de un animal y una planta silbando. Vasos con pico de estribo y figurillas humanas hechas a partir moldes. La cerámica funcional de uso diario era aún muy fina y estaba decorada con hojas de color rojo y negro, pulimentadas para estar brillantes. Las superficies de los cuencos, botellas, ollas y otros objetos de cerámica estaban decorados con cortes, pintura, sellos de piedra o simplemente pulimentados. Con este mismo material también creaban complementos personales como dilataciones y sellos para hacer grabados en la piel.

Las características decorativas inusuales de la cerámica Chorrera incluyen pintura resistente e iridiscente.[1]

Uso temprano de los metalesEditar

La primera evidencia del trabajo con metales en Ecuador se atribuye a los artesanos de Chorrera. Numerosos objetos de metal y fragmentos fueron descubiertos en las excavaciones la zona costera de Salango. Se fabricaron objetos de cobre, plata y oro, principalmente artículos de élite como joyas.

DietaEditar

Las cosechas cultivadas por los pueblos de Chorrera incluyen achira (Canna indica), arrurruz (Maranta arundinacea), maíz (Zea mays) , frijol común (Phaseolus vulgaris), calabazas y Chayotes (Cucurbitaceae). También recolectaban frutos silvestres, juncias (Cyperaceae) y palma (Palmae).[3]

Los pueblos de Chorrera también pescaban y cazaban animales como el armadillo, el venado (incluyendo el venado de cola blanca y el Mazama) patos, ranas, lagartos, pecaríes y diferentes roedores.[3]

ComercioEditar

Esta cultura continuó la dinámica red comercial establecida por las culturas Valdivia y Machalilla. Intercambiaban conchas de ostras espinosas (Spondylus) y otras conchas marinas con habitantes de la cuenca de Quito por obsidiana.[3]​ El oro se comercializa en los últimos siglos AEC.[1]

DecliveEditar

En 467 a. C., el volcán Pululahua al norte de Quito entró en erupción, enviando cenizas volcánicas a gran parte de las regiones occidentales de las tierras bajas de Ecuador, lo que destruyó en gran medida las obras de la cultura Chorrera; sin embargo, algunos asentamientos de esta cultura permanecieron en el extremo norte y sur durante varios siglos. Estos desarrollaron una culturas más complejas durante el período de desarrollo regional entre el 200 y 300 a. C.[4]

ReferenciasEditar

  1. a b c d Nancy White (3 de diciembre de 2009). «South American Archaeology: Early Horizon». Indiana.edu (en inglés). Archivado desde el original el 3 de diciembre de 2009. Consultado el 7 de enero de 2018. 
  2. Zeidler, 2008, p. 468.
  3. a b c Zeidler, 2008, p. 470.
  4. Zeidler, 2008, p. 471.

BibliografíaEditar

Enlaces externosEditar