Abrir menú principal

En la mitología guaraní, el kurupí (en guaraní, piel con granos) es un enano de cuerpo vigoroso, representante del mito fálico y por tanto de la sexualidad, siendo uno de los monstruos legendarios más representativos de la cultura guaraní. Es el quinto hijo de Tau y Keraná, personaje feo y de color negro, que sale de lo profundo de la selva a buscar mujeres vírgenes, para luego abusarlas y finalmente devorarlas. Este personaje legendario forma parte esencialmente de las leyendas de las zonas de influencia Guaraní, como Paraguay y el noreste argentino.

Kurupí
Kurupi.png
Representación artística del Kurupí
Información
Kurupi-detoured.
Kurupi-detoured.

ReferenciasEditar

Véase tambiénEditar