Declinación (astronomía)

ángulo que forma un astro con el ecuador celeste
Coordenadas ecuatoriales.png
La trayectoria del Sol por la esfera celeste cambia con su declinación a lo largo del año. Aquí se puede ver en el eje horizontal el acimut (en ºN) donde el Sol sale y se pone en verano y en invierno (solsticios), para un observador a 56°N.

En astronomía, la declinación es el ángulo que forma un astro con el ecuador celeste. Conforma junto con la ascensión recta el sistema de coordenadas ecuatoriales. La declinación se mide en grados sexagesimales y es positiva si está al norte del ecuador celeste y negativa si está al sur. La declinación es comparable a la latitud geográfica (que se mide sobre el ecuador terrestre).

Una vez obtenida la declinación, el valor obtenido será la declinación aparente y si se desea conocer la declinación real es preciso tener en cuenta las correcciones debidas al paralaje, la aberración anual, la precesión de los equinoccios y la nutación. Además, si el astro pertenece al sistema solar habrá que tener en consideración la aberración planetaria y el paralaje geocéntrico. Se representa por el símbolo Dec o por la letra griega δ.

Consideraciones a tener en cuentaEditar

  • Un objeto en el ecuador celeste tiene una declinación de  .
  • Un objeto sobre el polo norte celeste tiene una declinación de  .
  • Partiendo de la afirmación anterior, se razona que la Estrella Polar tiene una declinación aproximada de  .
  • Un objeto sobre el polo sur celeste tiene una declinación de  .
  • Un astro que está en el cenit, tiene una declinación igual a la latitud del observador.
  • Una estrella circumpolar es aquella cuya declinación es mayor a   , donde   es la latitud del observador. Estas estrellas son siempre visibles para el observador del hemisferio norte (y análogamente se razona para el hemisferio sur).
  • En latitudes altas (es decir,  , contenidas en el círculo polar ártico o en el círculo polar antártico) cuando durante una parte del año el Sol tenga una declinación mayor que  o bien, menor que   según el hemisferio en el que el observador esté ubicado, es posible que el Sol esté durante todo el día sobre el horizonte, fenómeno conocido como Sol de medianoche o día polar, o que el Sol esté durante todo el día por debajo del horizonte, fenómeno conocido como noche polar.

Véase tambiénEditar