Derrota de Leonato por Antífilo

La derrota de Leonato por Antífilo aconteció durante la guerra lamiaca (323-322 a. C.) que enfrentó a la liga de rebeldes griegos al Reino de Macedonia. Leonato, el sátrapa macedonio de Frigia, había acudido en socorro de regente Antípatro, al que los griegos rebeldes asediaban en Lamía, pero estos lo derrotaron.

Los griegos abandonaron el cerco de Lamía al enterarse del avance de Leonato, despacharon el bagaje y a los civiles a Melitia y se apresuraron a marchar contra el sátrapa antes de que pudiese unir fuerzas con Antípatro.[1]​ Los dos bandos contaban con fuerzas parejas, si bien los griegos gozaban de ventaja en caballería y por tanto en movilidad: tenían tres mil quinientos jinetes, entre ellos dos mil tesalios selectos al mando de Menón, mientras que los macedonios solamente contaban con mil quinientos.

La falange se impuso al comienzo de la batalla, pero la caballería tesalia venció a la macedonia e hirió mortalmente a Leonato, que tuvo que ser retirado del campo de batalla.[1]​ Privada de la protección de la caballería, la falange macedonia se retiró de la llanura a terreno más áspero donde no pudiese perseguirla la caballería enemiga.[1]

Antípatro llegó al lugar al día siguiente y unió sus fuerzas a las del derrotado Leonato. Optó por evitar plantar cara al enemigo dada la superioridad que este tenía en caballería y se retiró por lo quebrado para evitarla.[1]

ReferenciasEditar

  1. a b c d Diodoro Sículo, 1851, «XVIII, 15».

BibliografíaEditar

Enlaces externosEditar