Abrir menú principal

Devolución en caliente

Valla de Melilla

En derecho migratorio, una devolución en caliente o devolución sumaria es la práctica, generalmente por parte de los cuerpos de seguridad del estado, de expulsar del país a un inmigrante irregular en el momento en el que intenta cruzar la frontera, sin serles aplicadas ninguna de las protecciones y garantías de la legislación de extranjería del país.[1]​ Tanto el Tribunal Europeo de Derechos Humanos como el Subcomité para la Prevención de la Tortura de Naciones Unidas han declarado que las devoluciones en caliente atentan contra los derechos humanos.[2]

Esta práctica es común a lo largo de la frontera entre España y Marruecos, en las vallas limítrofes de las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla. A pesar de las múltiples advertencias por parte de tribunales internacionales y de organizaciones no gubernamentales[3]​, la Guardia Civil continúa esta práctica en la actualidad. En julio de 2015 la entrada en vigor de la Ley de Seguridad Ciudadana convirtió en legal de forma efectiva esta práctica.[4]

HistoriaEditar

El término "devolución en caliente" comenzó a ser usado por los medios en 2005. En septiembre de ese año varios cientos de personas provenientes de África subsahariana intentaron cruzar la valla de Ceuta para adentrarse en territorio español. La respuesta por parte de la Guardia Civil provocó cinco muertos y más de 100 heridos. Un total de 156 personas consiguieron cruzar. Varias decenas de inmigrantes fueron detenidos y, sin ser procesados por las autoridades judiciales, fueron transportados de vuelta al desierto.[5]​ Un mes después, en octubre de 2005, alrededor de 700 inmigrantes intentaron un cruce en la valla de Melilla.[6]

OposiciónEditar

Existe un consenso entre tribunales internacionales y ONGs como Human Rights Watch o Amnistía Internacional sobre la ilegalidad de las devoluciones en caliente y en el que constituyen una violación de los derechos del migrante. Estos organismos suelen argumentar los siguientes motivos contra ellas:

  • La expulsión inmediata de una persona nada más cruzar la frontera implica que no hay ningún expediente o dato en el que se indique por escrito que tal persona cruzó la frontera.
  • En cada país existen una serie de derechos y garantías que se aplican a una persona al pisar su territorio. La expulsión inmediata de la persona niega estos derechos.
  • Esta práctica ignora las circunstancias que llevan a una persona a cruzar de forma ilegal una frontera, como persecución política, por parte de bandas criminales o por su religión, etnia u orientación sexual.
  • En ningún caso se produce un arresto por parte de las autoridades, por lo que durante la devolución el migrante se encuentra detenido ilegalmente, sin derecho a un abogado, y sin familiares o personas cercanas que sepan de su paradero. En múltiples casos los inmigrantes han sido retornados a lugares completamente distintos a los de partida.[5]

En 2017 más de 80 organizaciones para los derechos humanos firmaron una petición al entonces ministro del Interior Juan Ignacio Zoido para concretar el número de personas devueltas tras cruzar la frontera. La comparecencia de dicho ministro nunca se llegó a producir en el período de gobierno del Partido Popular[7]​.

Justificaciones de su usoEditar

En España, el Partido Popular, al frente del gobierno entre 2011 y 2018, ha negado en varias ocasiones el que se produzcan devoluciones en caliente en Ceuta y Melilla, llamándolas en su lugar "rechazar al que quiere entrar ilegalmente"[8]​. Según el alcalde de Melilla Juan José Imbroda, al utilizar el término "devoluciones en caliente" se está "equiparando al señor que salta la valla, muchas veces con violencia, con el que va a pedir asilo político a la oficina de frontera"[8]

ReferenciasEditar

  1. Mundo, Antía Castedo BBC. «España: Qué son las "devoluciones en caliente" y por qué son tan polémicas». BBC News Mundo. Consultado el 5 de junio de 2018. 
  2. «El Tribunal de Estrasburgo concluye que las devoluciones en caliente del Gobierno son ilegales». eldiario.es. Consultado el 5 de junio de 2018. 
  3. España, Amnistía Internacional. «España: Nuevas devoluciones en caliente tras el último intento de salto». www.es.amnesty.org. Consultado el 5 de junio de 2018. 
  4. «Las 'devoluciones en caliente' ya son legales». Consultado el 5 de junio de 2018. 
  5. a b País, Ediciones El (7 de octubre de 2005). «"Nos deportan al desierto y nos dejan sin comida ni agua"». El País. ISSN 1134-6582. Consultado el 5 de junio de 2018. 
  6. Nueva., La. «Intento masivo de cruce de frontera». lanueva.com. Consultado el 5 de junio de 2018. 
  7. Rufo, Rubén. «85 organizaciones piden la comparecencia de Zoido para explicar nuevos casos de devoluciones en caliente». infoLibre.es. Consultado el 6 de junio de 2018. 
  8. a b «El PP rechaza derogar las devoluciones en caliente y recurre la condena de Estrasburgo». Consultado el 6 de junio de 2018.