Abrir menú principal

Domingo Juarros

Clérigo y historiador de Guatemala (1752-1820)

Domingo Juarros (Santiago de los Caballeros de Guatemala, 1752 - Nueva Guatemala de la Asunción, 1820) fue un clérigo que ha sido reconocido como uno de los mejores historiadores de la época colonial de Guatemala, pues ha sido referido como uno de los escritores españoles más imparciales, aun en asuntos de iglesia, a pesar de ser religioso.

Domingo Juarros
Información personal
Nacimiento 1752
Santiago de los Caballeros de Guatemala, Capitanía General de Guatemala
Fallecimiento 1820
Nueva Guatemala de la Asunción, Capitanía General de Guatemala
Nacionalidad Guatemalteca Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Ocupación Clérigo y historiador Ver y modificar los datos en Wikidata

Reseña biográficaEditar

Era un presbítero secular y examinador sinodal del arzobispado de Guatemala y miembro de una de las familias más acomodadas de Guatemala.[1]

ObraEditar

Su obra más conocida es el Compendio de la Historia de la Ciudad de Guatemala, la cual fue impresa por primera vez en 1809, y luego apareció en 1810 en dos volúmenes de 385 y de 361 páginas. En ese obra, Juarros se basó en la obra de la Recordación Florida de Francisco Antonio de Fuentes y Guzmán, cuyo manuscrito original consultó. Entre lo más curioso que reporta, pues la creencia cristiana no lo aceptaba en la época en que realizó su obra, fue reportar que en la región de Chiquimula «es indubitable que fue habida de monstruos gigantes, pues en la hacienda del Peñol se encontraron algunos esqueletos, cuyas [piernas] tenían de largo ya dos varas ya siete cuartas y en proporción eran los demás huesos».[2]​ Su estilo es sencillo y más accesible que el Fuentes y Guzmán [2]

El autor Miguel Luis Amunátegui indica que en Guatemala únicamente existía una deficiente imprenta, a la que le tomó seis años imprimir los seis pequeños cuadernos que componían el primer volumen del Compendio de la Historia de la Ciudad de Guatemala.[3]

En 1823 su obra fue traducida al inglés por John Baily quien luego la imprimió en Londres en 1857.

En Guatemala, la única edición que sobrevivió se encuentra en la Biblioteca Nacional, la cual tiene notas marginales del historiador Juan Gavarrete. En el siglo xxi, los proyectos de digitalización han permitido que la obra original sea accesible en estos enlaces externos:

Véase tambiénEditar

Notas y referenciasEditar

Enlaces externosEditar