Dos puntos

signo de puntuación representado por dos puntos alineados verticalmente

Los dos puntos es un signo de puntuación que indica que lo que sigue es consecuencia o conclusión de lo que antecede y que en el habla es una pausa precedida de un descenso en el tono. Dicha pausa es mayor que la de la coma y menor que la del punto. Al contrario de lo que ocurre con el punto, los dos puntos no indican que se termina la enumeración del pensamiento completo. Estos detienen el discurso para llamar la atención sobre lo que va a continuación, que siempre está en estrecha relación con el texto precedente.

Los dos puntos deben escribirse pegados a la palabra o el signo que los antecede, y separados por un espacio en blanco de la palabra o el signo que los sigue.

Índice

Uso ortográficoEditar

Según la Real Academia Española, «es un signo de puntuación que representa una pausa mayor que la de la coma y menor que la del punto. Detienen el discurso para llamar la atención sobre lo que sigue, que siempre está en estrecha relación con el texto precedente. Se escriben pegados a la palabra o el signo que los antecede, y separados por un espacio de la palabra o el signo que los sigue».[1]

Al leerse dos puntos se debe hacer una pausa, mayor que la de la coma y menor que la del punto, debiendo tener en cuenta que el texto siguiente continúa con la idea desarrollada. Su uso más común es en la enumeración de carácter explicativo, junto con la reproducción de citas o palabras textuales. No debe confundirse la diéresis (¨), coloquialmente llamada “los dos puntos” que van, en algunos casos, sobre la letra u.

También se utiliza en el encabezamiento de cartas y documentos (ej. Sr/Sra:). En este caso, la inicial de la siguiente palabra se escribe con mayúscula, en renglón aparte.

MatemáticasEditar

En matemáticas, se utilizan los dos puntos como notación para representar una división. También se utiliza en lógica como abreviatura de la locución “tal que”, siendo ésta una alternativa al empleo de la barra inclinada (/), cuyo significado es el mismo. En este caso debe escribirse un espacio entre las cifras colindantes.[1]

En función y conjuntos se usa para abreviar “es” y “razón” Ejemplo 1: La manera habitual de denotar una función f en conjuntos es “f: AB” que se lee “f es A incluida en B” o “f de A en B”

Para indicar una escala 3:1 leído como tres a uno, mientras que “::” indica un proporción 3:1 :: 15:5 tres a uno es proporcional a quince a cinco.

Otros usosEditar

En la expresión de las horas separa los minutos de las horas, no debiendo nunca dejarse un espacio entre las cifras.[1]​ En libros sagrados como la biblia indica la ubicación de un párrafo por número de capítulo y versículo (número de capítulo: número de versículo (Génesis 1:1).

Otras representacionesEditar

En braille español, presenta la disposición de los puntos en los lugares 2 y 5.  

ReferenciasEditar

  1. a b c Real Academia Española (2005). Diccionario panhispánico de dudas http://www.rae.es/dpd/srv/search?id=2a3yRXFBiD6rvDOMtq |url= sin título (ayuda). Consultado el 1 de noviembre de 2014. «dos puntos». 

BibliografíaEditar