Economía urbana

área de estudio que interrelaciona la ciencia económica y la urbanística

La economía urbana es el uso de herramientas de la economía y la urbanística para analizar fenómenos de áreas urbanas como el crimen, la educación, el transporte público, la vivienda y las finanzas de los gobiernos locales.[1]​ Más específicamente, es una rama de la microeconomía que estudia la estructura espacial urbana y la ubicación de hogares y empresas.

La zonificación es uno de los fenómenos estudiados por la economía urbana. Mapa de un distrito comercial en Melbourne, Australia en 1964.

Los economistas urbanos estudian la infraestructura, uso del espacio y factores locales de los centros urbanos como ámbitos creadores de sinergias económicas. También analizan las externalidades y oportunidades de los centros urbanos con respecto a sus actividades económicas, sentando las bases para la creación y mejora de servicios urbanos.[2]

La economía urbana se centra en estas relaciones espaciales entre individuos y organizaciones para comprender la formación, el funcionamiento y el desarrollo de las ciudades. Un origen del análisis económico de las ciudades parte del modelo de ciudad monocéntrica desarrollado en la década de 1960 por los economistas William Alonso, Richard Muth y Edwin Mills.[3]​ Los supuestos de monocentricidad se han debilitado con el tiempo debido a desarrollos en el transporte, las telecomunicaciones y el diseño urbano, permitiendo una mayor flexibilidad en la creación de economías de aglomeración.[4]

IntroducciónEditar

La economía urbana tiene sus raíces en las teorías de la ubicación de Harold Hotelling, Johann Heinrich von Thünen, William Alonso, Walter Christaller y August Lösch que colocaron las bases del análisis económico del espacio.[5]​ Si la economía estudia la asignación de recursos, la economía urbana se centra en la asignación del espacio en las áreas urbanas. La economía urbana se centra no solo en las decisiones individuales de ubicación de las empresas, sino también de las ciudades mismas como centros de actividad económica.[6]

Algunos fenómenos económicos afectan principalmente a áreas urbanas mientras que otros se sienten en áreas geográficas más extensas.[7]​ El economista Arthur O'Sullivan plantea que la economía urbana puede dividirse en seis áreas de estudio: las fuerzas del mercado en el desarrollo de las ciudades, el uso del suelo dentro de las ciudades, el transporte urbano, los problemas urbanos y las políticas públicas de las ciudades, la vivienda y las finanzas públicas locales.[6]

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. Nijkamp, Peter; Mills, E. S.; Cheshire, P. C.; Henderson, J. Vernon; Thisse, Jacques François (1986). Handbook of Regional and Urban Economics: Applied Urban Economics (en inglés). Elsevier. ISBN 978-0-444-82138-6. Consultado el 19 de agosto de 2021. 
  2. «Economía urbana». www.ilo.org. Organización Internacional del Trabajo. Consultado el 24 de noviembre de 2020. 
  3. Mieszkowski, Peter; Mills, Edwin S (1 de agosto de 1993). «The Causes of Metropolitan Suburbanization». Journal of Economic Perspectives 7 (3): 135-147. ISSN 0895-3309. doi:10.1257/jep.7.3.135. Consultado el 19 de agosto de 2021. 
  4. Brueckner, Jan K. (9 de septiembre de 2011). Lectures on Urban Economics (en inglés). MIT Press. ISBN 978-0-262-30031-5. Consultado el 19 de agosto de 2021. 
  5. McMillen, Daniel P. (2008). A Companion to Urban Economics.. John Wiley & Sons, Incorporated. ISBN 978-1-4051-7835-8. OCLC 1020026688. Consultado el 20 de agosto de 2021. 
  6. a b O'Sullivan, Arthur (2003). Urban economics (5th ed edición). McGraw-Hill/Irwin. ISBN 0-07-248784-4. OCLC 49283880. Consultado el 20 de agosto de 2021. 
  7. McCann, Philip (2001). Urban and regional economics. Nueva York: Oxford University Press. ISBN 978-0-19-877645-1. Consultado el 20 de agosto de 2021.