Abrir menú principal

En microeconomía, las economías de densidad expresan los ahorros resultantes derivados de la proximidad espacial de los oferentes o proveedores. Típicamente, densidades de población más altas permiten sinergias a la hora de proveer servicios, permitiendo costes unitarios menores.[1]​ Si existen grandes economías de densidad, hay un incentivo para que las personas se concentren y aglomeren.[2]

Las economías de densidad no deben ser confundidas con las economías de escala, donde los costes unitarios no están enlazados a propiedades espaciales.

EjemplosEditar

Los ejemplos típicos se encuentran en sistemas de logistica tales como la distribución de bienes (p. ej. entrega de correo). Infraestructuras de red tales como la electricidad o las redes de gas muestran también economías de densidad.

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. «Economies of Density». Enlish Encylopedia. Consultado el 6 de agosto de 2015. 
  2. Jeffrey Lin (2012). «Geography, History, Economies of Density, and the Location of Cities.».