El Eternauta: Tercera parte

El Eternauta: Tercera parte, también conocida como El Eternauta III, es una historieta argentina y secuela de El Eternauta. Fue escrita por Alberto Ongaro, con dibujos de Oswal y de Mario Morhain, a partir de algunos diseños originales inconclusos del dibujante original, Francisco Solano López. Fue publicada por primera vez en 1983, sin los creadores originales; Héctor Germán Oesterheld había sido asesinado y desaparecido por la última dictadura cívico-militar argentina (1976-1983) alrededor de 1978, y Solano López estaba viviendo exiliado en Madrid desde 1977.[1]

SinopsisEditar

La historia se centra en una invasión de guerrilleros del futuro en una ciudad de Buenos Aires de una dimensión paralela, la cual involucra la figura del viajero en el tiempo Juan Salvo.

AnálisisEditar

Los medios especializados han señalado la carencia que presenta El Eternauta: Tercera parte en cuanto al simbolismo y a las segundas lecturas que sí poseían las versiones anteriores de la obra,[2]​ al igual que una posible desvirtuación del concepto original del personaje de Juan Salvo:

Dice el Eternauta en esta nueva aventura: “Soy un mutante y por tanto dispongo de facultades psíquicas y físicas que otros no tienen”. Se refiere a una mente telepática que le permite presentir el peligro y la capacidad de leer mentes ajenas. Nada más alejado del hombre común transformado en héroe al enfrentar su realidad. Nada más cercano al concepto del súper héroe norteamericano.
Revista Comiqueando, año 1997, Nº 30

ReferenciasEditar

  1. Nadie pudo matar al Eternauta. Transcripción de nota de la Revista Viva (diario Clarín) del domingo 17 de agosto de 1997. Textos: Patricia Kolesnicov y Mónica Martín Axxon.com.ar
  2. Comiqueando (4). 1994. «…Se quitan y deforman los conceptos políticos que son parte fundamental de los tres Eternautas anteriores, incluyendo al dibujado por el genial Alberto Breccia… ». 

BibliografíaEditar

Enlaces externosEditar